Soy una madre trabajadora y quiero estudiar, ¿qué hago?

soy-una-madre-trabajadora-y-quiero-estudiar-que-hago

Soy una madre trabajadora y quiero estudiar, ¿qué hago?

Sabemos que al momento de tener un hijo la vida se reconfigura, sobre todo si eres madre trabajadora. Nuestras prioridades sufren ajustes inevitables y comenzamos a emplear gran parte de nuestro tiempo en entregar atención y cuidados a esta nueva persona.

No es para sorprenderse que, entre la labor de madre y el trabajo, nuestro tiempo para el ocio, los amigos o la formación profesional quede bastante reducido. Si ya es complicado ejercer el rol de estudiante, ¡imagínate compaginarlo con la maternidad!

Pero tranquila. Esta es una situación sumamente recurrente y, teniendo en consideración las condiciones que ofrece la vida actual y las aspiraciones que puedan tener las personas, se han desarrollado una serie de herramientas para facilitar la realización de nuevos estudios sin descuidar las labores de crianza.

Como puedes ver no estás sola en esta situación y, para ayudarte, te compartiré una serie de consejos que de seguro te ayudarán a sobrellevar los diferentes aspectos de tu vida maternal y laboral sin morir en el intento.

¡Empecemos!

Optimiza tu tiempo

Lo primero y más fundamental es que seas capaz de organizar las actividades que ya realizas.

Probablemente ya cuentas con un abanico de responsabilidades bastante amplio, y la idea de introducir nuevas cosas a esa lista suena como una verdadera locura. ¡Y hasta cierto punto lo es!

Por suerte, existen ciertas maneras de lograr una mejor organización que te permita manejar muchas más responsabilidades de las que te imaginas.

1. Dale prioridad a las cosas

Para una correcta optimización de tu día, te conviene jerarquizar tus actividades y distribuirlas de manera tal que lo importante siempre esté terminado.

Por ejemplo, podrías agrupar las compras necesarias para la casa en un sólo día de la semana, o incluso en un sólo día del mes. De esta manera, terminarás ahorrando cuantiosas cantidades de tiempo.

Lo mismo sucede con otras actividades. Si eres tú quien se encarga de cocinar, quizás puedes hacer comida que dure más de un día y que se pueda refrigerar para no tener que destinar tiempo a esa actividad todos los días.

2. Pide ayuda a tu familia

Por supuesto, si vives con tu pareja, ésta debe ser la primera persona a la que recurras para que te ayude. Recuerda que ambos trabajan y que los quehaceres del hogar son responsabilidad de ambos, por lo tanto, podría aliviarte la carga de obligaciones con respecto a la casa y los hijos.

Asimismo, si tus hijos ya tienen cierta edad, podrías explicarles la situación y que tomen conciencia de sus responsabilidades. ¡Que ayuden a limpiar la casa de vez en cuando no les arruinará la infancia! De hecho, lo más probable es que los vuelva personas más solidarias.

3. Consigue ayuda externa

Por último, y sólo en el caso de que puedas darte este lujo, podrías contratar una ayuda externa para el hogar y que los quehaceres diarios dejen de ser un impedimento.

Por supuesto, estas cosas sólo te ayudarán a crear tiempo en tu agenda para poder estudiar, pero hay otras cosas que te ayudarán con el estudio en sí.

Crea un programa

Determina con sumo cuidado el tiempo que dedicarás al estudio. Obviamente, cada momento del día y de la semana que programes para dedicarlo a tu formación académica, debe ser aprovechado de la mejor manera.

Es importante establecer una hora más o menos fija para que tu cerebro se adecue a la rutina y tu concentración sea lo suficientemente sólida en esos momentos.

Sabemos que, como madre trabajadora, encajar tus estudios dentro de todas las actividades del día puede ser sumamente complejo, y es por esa razón que debes ser lo más productiva posible.

Una buena herramienta para maximizar los resultados en tus momentos de estudios es fijarte metas que seas capaz de lograr. Por ejemplo, algo así como: “estudiaré sobre este tema y leeré esta cantidad de información en este lapso de tiempo”.

Luego, sólo tendrás que concentrarte y cumplir con esos objetivos. Sin duda alguna, eso hará más fácil el estudio.

Sácale el máximo partido a la universidad a la que asistas

Sabemos que si asistes a alguna institución académica, posiblemente lo hagas tras salir del trabajo.

Lo único que puedes hacer en esa situación es mentalizarte sobre lo importante que es el estudio para tu vida e intentar poner toda tu atención en las clases.

Lo que aprendas dentro del aula será fundamental si no dispones del tiempo para aprender por tu cuenta en casa.

Estudia en línea

Una buena alternativa a la hora de realizar nuevos estudios y especializaciones es optar por cursos en línea.

En la actualidad, existe una extensa oferta de este tipo, enfocada precisamente en las personas que no disponen del tiempo libre necesario para acudir a un centro de estudios y que deben balancear su formación académica con la vida laboral y familiar.

La ventaja de este tipo de cursos es que, en primer lugar, no tendrás que moverte de casa. La mayoría de las clases explicativas se realizan de forma telemática y los contenidos necesarios para preparar los exámenes se encuentran disponibles en las plataformas de la universidad en línea.

Asimismo, la flexibilidad horaria que ofrecen este tipo de cursos los convierte en una alternativa excelente para las rutinas de la vida moderna.

Por supuesto, es importante mencionar que será absoluta responsabilidad del estudiante acceder al material de estudio y llevar a cabo su proceso formativo.

Recuerda siempre estar atenta a las fechas de los exámenes, puesto que en ellos te evaluarán para saber si has conseguido los conocimientos mínimos necesarios para acreditar tu formación y la consecuente entrega del título.

Por último, este tipo de formación profesional es cada vez más común gracias a la gran cantidad de campos de conocimiento que abarca. Los avances tecnológicos han ayudado a que muchos institutos y centros de estudio desarrollen programas especialmente diseñados para educar por medio de Internet.

¡Sí se puede!

Como puedes ver, existen muchas maneras de optimizar tu tiempo, así como herramientas e instancias destinadas específicamente a satisfacer las necesidades de formación actuales.

Si se te ocurre algo que no mencionamos en este artículo que también es muy útil para las madres trabajadoras o simplemente quieres preguntarnos algo, ¡escríbelo en los comentarios!

¿Conoces a alguien que le interese este artículo? ¡compártelo!:

Leave a Reply

Estudia en On Aliat >