¿Por qué no te han dado un aumento de sueldo todavía?

por-que-no-te-han-dado-un-aumento-de-sueldo-todavia

¿Por qué no te han dado un aumento de sueldo todavía?

Una de las experiencias más desalentadoras que puedes tener al trabajar en una empresa es enterarte que alguien más recibió el ascenso o el aumento de sueldo que esperabas con muchas ansias. Sin embargo, es importante considerar el hecho de que, en muchas ocasiones, existe un motivo real por el cual no recibiste ese aumento de sueldo, y que tal vez haya algo que estás haciendo mal o que simplemente estás omitiendo.

Si has estado en esta situación, es muy posible que la tristeza y la frustración lleguen a nublarte el juicio y evitar que te percates de las cosas que puedes cambiar para que la próxima vez seas el mejor candidato para recibir esos beneficios.

Lo cierto es que puede que existan muchas cosas que te estén impidiendo crecer profesionalmente, y para ayudarte a que las identifiques, aquí te compartiré 5 razones por las que probablemente no te han dado un aumento de sueldo todavía.

1. No posees los conocimientos necesarios para cubrir el perfil de un puesto más alto

En muchas ocasiones, un aumento de sueldo solamente puede conseguirse si ya has tenido un trabajo con muchas responsabilidades o que requiere habilidades más complejas.

Es por este motivo que un buen empleado no recibirá un ascenso a pesar de tener un desempeño adecuado: porque el puesto requiere que la persona que lo tome tenga algún titulo o alguna certificación muy especifica.

Si quieres un ascenso, asegúrate de que cubres el perfil necesario para desempeñar el puesto. De lo contrario, sólo tienes dos opciones:

  1. Obtener la certificación requerida para satisfacer el perfil;
  2. Buscar otro puesto que sí tenga un perfil que puedas cubrir.

Por supuesto, estudiar una carrera para satisfacer un perfil laboral puede sonar como un reto casi imposible de superar. Sin embargo, existen muchas opciones disponibles para estudiar en línea que están dirigidas especialmente para personas que trabajan, y que no requieren que dejes de trabajar para cursarlas.

2. Tu personalidad no se acopla adecuadamente al puesto

Puede ser que esto no parezca importante para los empleados, pero para los jefes es crucial que aquellos que tienen puestos destacados tengan habilidades sociales muy específicas.

Está claro que los trabajos importantes llegan con un aumento de sueldo, pero consigo traen también muchas responsabilidades nuevas y, en ocasiones, esto implica tener otros empleados a tu cargo.

Si bien es cierto que puede que tengas un desempeño impecable en el trabajo, y seas puntual, ordenado y amable, muchas veces los puestos de trabajo más codiciados requieren que la persona tenga cierta capacidad de liderazgo, una personalidad firme, o incluso habilidades de persuasión.

Si deseas conseguir un puesto más importante y un aumento de sueldo, es necesario que tengas en cuenta que el desempeño no es lo único que buscan, sino también que tengas el carácter adecuado para el puesto en cuestión.

3. No estás tomando la iniciativa

Quizás parezca que a algunas personas las oportunidades les llegan solas, sin embargo, no es bueno que cuentes con que eso te sucederá a ti. Es mejor que salgas a buscarlas porque de lo contrario puede que jamás se presenten.

Los jefes y los supervisores siempre están tratando de solucionar problemas y asegurarse que todo el mundo hace lo que tiene que hacer. Por esta razón, si eres de aquellos empleados a los que siempre hay que perseguir, es muy probable que ni siquiera te consideren para un aumento y mucho menos un ascenso.

Por el contrario, si eres una persona que muestra iniciativa constantemente, es muy probable que seas el primer empleado en ser considerado para el puesto, lo cual incrementará significativamente la probabilidad de que lo obtengas.

4. No tomas en cuenta la retroalimentación

Todos desean recibir un aumento de sueldo en cualquier momento, pero no todos pueden decir con certeza que merecen uno.

Si bien podrías pensar que tienes derecho a recibir ciertos beneficios por estar mejor calificado que los demás o simplemente por antigüedad, para los jefes es muy importante saber que los empleados realmente están escuchando lo que les dicen, y que están tomando su empleo con la suficiente seriedad y profesionalismo.

En ocasiones, comentarios muy sutiles como mejorar la forma de vestir o cambiar algún aspecto en la forma de trabajar pueden tener un peso inimaginable a los ojos de tu jefe, especialmente si se da cuenta que eres capaz de escuchar y actuar en consecuencia.

Dicho de otra forma, es obvio que aquellos que hayan tomado en cuenta la retroalimentación tendrán mejores oportunidades de crecimiento profesional.

Además, es muy importante que exista una comunicación efectiva entre tu jefe y tú para que éste sepa cuáles son tus virtudes y habilidades, y así te considere para que ocupes posiciones más estratégicas dentro de la empresa.

5. El empleo que tienes no ofrece muchas oportunidades de crecimiento

También es cierto que en algunas ocasiones, las oportunidades no llegan porque simplemente no existen, y es muy importante que sepas identificar si este es el caso.

Si bien cambiar de empleo puede ser un proceso difícil, hay veces en las que es la única opción disponible para seguir creciendo, ya que algunas empresas simplemente no tienen el tamaño o el campo suficiente para ofrecer una mejora a sus empleados.

El cambio está en tus manos

La competencia laboral es más dura que nunca, pero lo cierto es que tú eres el único que tiene el poder de realizar los cambios necesarios para crecer en el campo laboral y destacar por encima del resto.

Por supuesto, para lograrlo necesitarás ser responsable, inteligente y trabajador. ¡Nada de eso te puede faltar!

Si tienes alguna duda, alguna experiencia que nos quisieras compartir o simplemente se te ocurren otras cosas que evitan que consigas un aumento de sueldo, ¡asegúrate de escribirnos en los comentarios!

¿Consideras de utilidad este contenido? ¡Compártelo en tus redes!:

Leave a Reply

Estudia en On Aliat >