¿Qué hacen los psicólogos y cómo nos ayudan?

que-hacen-los-psicologos-y-como-nos-ayudan
  • Aliat

Siempre hemos oído hablar sobre psicología y sus expertos. Sin embargo, ¿sabemos qué hacen los psicólogos?

Todos alguna vez hemos tenido una idea predeterminada con respecto a qué es este especialista y sus funciones: les hemos visto en películas, programas de televisión y hasta podemos tener algún conocido cercano que asista a terapias.

Pese a ello, no es un secreto que la mayoría de las personas tienen un concepto un poco distorsionado sobre estos profesionales y les asocian con problemas de locura.

La Psicología —parte de las Ciencias Sociales— se concentra en el estudio y entendimiento de la mente y la conducta humana, por ende, los psicólogos exploran el comportamiento social y el funcionamiento mental del individuo en relación con el medio ambiente físico y social que le rodean.

A continuación, te contaremos sobre las labores de los psicólogos, los tratamientos que aplican, las cosas que no hacen y la carrera de Psicología.

¡Sigue leyendo y presta atención!

¿Qué hacen los psicólogos?

Primero que todo, la labor básica de un psicólogo es analizar el problema de un paciente para ayudarle a encontrar la solución y motivar un cambio positivo en éste.

El psicólogo analiza las variables que han llevado a esa persona a una situación en particular y los distintos factores que hacen que esa problemática se mantenga. Una vez que realiza este análisis, le explica al paciente qué es lo que le está pasando y le ayuda a resolver el problema o la situación que le tiene sumergido en alguna condición.

A veces, las personas saben que tienen que cambiar e incluso es posible que sepan cuál es el camino que deben tomar, pero no se sienten lo suficientemente motivadas para dar ese paso: ese preciso momento es cuando el psicólogo entra en acción y les estimula a descubrir y trabajar esos miedos que les están impidiendo avanzar en la dirección adecuada para alcanzar sus propósitos.

¿Qué tratamientos aplican los psicólogos?

Los psicólogos proporcionan recursos, herramientas y estrategias fundamentadas en investigaciones previas: los tratamientos aplicados gracias al conocimiento de la Psicología —tanto médicos como terapéuticos— son efectivos para dolencias físicas y trastornos mentales.

Terapia es el nombre general bajo el cual se agrupan los tratamientos psicológicos, también denominados como psicoterapia o terapia de conversación.

Algunas de las terapias más usadas son:

  • Psicodinámicas
  • Interpersonales
  • Humanísticas
  • Conductuales
  • Cognitivas.

Dependiendo de cada caso específico, el psicólogo escogerá la opción de tratamiento más adecuada para el paciente, la cual puede ser de un sólo tipo o la combinación de ellas para obtener mejores resultados. Asimismo, éstas pueden llevarse a cabo de manera individual o grupal.

Además, las terapias pueden combinarse con algún tipo de fármacos: si bien es cierto que el psicólogo no los puede recetar, hay casos que ameritan colaboración entre un psicólogo, un psiquiatra y el médico de cabecera del paciente.

En este sentido, existe una confusión muy común entre la Psicología y la Psiquiatría, dos carreras que se aplican de manera distinta dentro del área de la salud mental. Para diferenciar estas ciencias hermanas, debes saber que el psicólogo es licenciado o graduado en Psicología y el psiquiatra en Medicina.

Es importante destacar que los psicólogos pueden tratar con pacientes que no presenten psicopatologías.

¿Qué no hacen los psicólogos?

Ya sea por prejuicios o falta de información, queremos aclarar algunas concepciones erróneas que existen sobre los psicólogos:

I. Un psicólogo no es un médico

Como ya mencionamos anteriormente, un psicólogo no es un médico. Por lo tanto, no puede recetar fármacos: los psiquiatras son quienes se encargan de ese tipo de tratamientos que involucran trastornos mentales con patologías médicas.

De hecho, los psicólogos no consideran que los trastornos psicológicos sean enfermedades con una base biológica que esté ocasionando algún síntoma y, en virtud de ello, tratan dichos trastornos como formas de comportamiento de una persona.

II. Un psicólogo no es un consejero

Esta profesión no se trata de ser consejero: cada psicólogo está consciente que sus valores y creencias no pueden interferir en el proceso de la terapia y, por lo mismo, su rol es analizar la situación de cada persona de manera objetiva para diseñar un esquema de trabajo en función de ese análisis, respetando la ética de no tomar decisiones sobre sus clientes.

La típica imagen de muchas series o películas —y que quizás ya hayas visto— donde el paciente se sienta en el diván y habla por horas mientras que el psicólogo sólo escucha podría crear un prejuicio sobre la dinámica “aburrida” de una terapia; sin embargo, ese método se apega más a la terapia de psicoanálisis, que no todos los psicólogos emplean.

El trabajo del psicólogo no sólo es escuchar, sino también ayudar a las personas a solucionar sus problemas, algo que requiere de mucha atención ante lo que dice el paciente para después poder hacer los comentarios y preguntas adecuadas.

III. Un psicólogo no es un mago

El hecho de que alguien decida ir a terapia y sentarse frente a un profesional para explicar sus problemas no es sinónimo de soluciones instantáneas. El proceso terapéutico es activo y el especialista guiará al paciente hacia el camino correcto en la búsqueda de respuestas.

Los problemas o trastornos mentales suelen afectar severamente la salud física de un paciente y la mayoría de las personas que recurren a estos profesionales suelen tener problemas de ansiedad o depresión que, de no tratarse a tiempo, pueden convertirse en una patología crónica.

¿Qué incluye la carrera de Psicología?

Afortunadamente, hoy en día ya no es considerado como tabú pedir ayuda para resolver problemas relacionados con la salud mental o hablar sobre este tema. En efecto, es cada vez mayor el interés por el estudio esta valiosa disciplina, necesaria para el sano desarrollo de los individuos en sus entornos.

Con el paso de las décadas, la Psicología se ha convertido en una carrera que es mucho más que una consulta privada donde se arreglan las etapas difíciles o los trastornos de las personas.

Las opciones profesionales son variadas y algunas áreas de especialización son las siguientes:

  • Psicología de las Organizaciones
  • Psicología del Consumidor
  • Psicología Clínica y de la Salud
  • Sexología
  • Neuropsicología
  • Psicología Forense
  • Psicología de la Educación
  • Psicología del Deporte
  • Psicología Social
  • Psicología Comunitaria
  • Psicología Familiar y de la Pareja
  • Psicología Básica y Experimental.

Como ves, estudiar la carrera de Psicología es una buena idea para ayudar a las personas a tratar sus problemas, resolver conflictos, mejorar dinámicas de comportamiento y guiarles por el camino correcto para que tengan una vida plena en conjunto con los otros miembros de la sociedad.

Te invitamos a conocer la oferta educativa de onaliat que tenemos para ti en onaliat.mx

Leave a Reply

Estudia en On Aliat >