3 problemas de aprendizaje en niños

3-problemas-de-aprendizaje-en-ninos

Los problemas de aprendizaje no son algo nuevo, de hecho, se han estudiado y desarrollado nuevas técnicas para ayudar a las personas a mejorar su calidad de vida desde hace mucho tiempo; pero, ¿cuáles son los más comunes que se presentan en los niños? Si quieres saberlo, ¡tienes que leer hasta el final!

Son diferentes variables las que están en juego cuando de aprender se habla. Cuando se mencionan los problemas de aprendizaje, nos referimos a todas esas condiciones cognitivas, sensoriales o emocionales que están presentes en la vida de un infante y le dificultan absorber nuevos conocimientos.

Sus características, en ocasiones, propias de la mente de los niños, deben ser tratadas con la ayuda de profesionales como los egresados de la carrera de Pedagogía, que son aquellos enfocados en la investigación de teorías educativas para estimular el aprendizaje en todas las personas, incluidos los pequeños.

En el siguiente artículo te explicaremos cuáles son los problemas de aprendizaje más comunes en infantes y cómo se pueden diagnosticar y tratar.

¡Buena lectura!

1. Trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH)

Es un trastorno, del tipo neurobiológico que se presenta en etapas tempranas de la vida y que involucra, como su nombre lo sugiere, problemas para mantener la atención, impulsividad e hiperactividad.

En muchas ocasiones, los niños exteriorizan estos signos en conjunto con otros trastornos antes de los 12 años. Lo que se conoce como comórbidos, que es la presencia de una condición así, sobre una enfermedad o trastorno primario.

Los síntomas de la condición pueden ser independientes los unos de los otros. Es decir, no todos los niños con TDAH expresan las señales de la misma forma o con la misma intensidad. De hecho, puede manifestarse uno de ellos y aún así tener el TDAH.

Las causas del problema de aprendizaje radican en características genéticas y ambientales (prenatales, perinatales y postnatales). Por ejemplo, traumatismos craneoencefálicos, infecciones en el sistema nervioso, prematuridad o el consumo de cigarros y alcohol durante el embarazo.

El TDAH se puede tratar de la siguiente manera:

  • Establecimiento de un tratamiento como una afección crónica
  • Diseño de una estrategia de enseñanza personalizada de parte de un pedagogo
  • Si es necesario, terapia conductual o medicación.

Se calcula que cerca del 5.3% de los niños en el mundo sufren de la condición neurobiológica. Por ello, es tan importante diagnosticarla y tratarla a tiempo.

2. Autismo o trastorno generalizado del desarrollo

Para los problemas de aprendizaje relacionados con el autismo, podemos encontrar síntomas que van desde muy leves, hasta graves. De hecho, a veces son muy difíciles de clasificar, ya que los síntomas de todos estos trastornos son muy parecidos.

Entre ellos se encuentran el síndrome de Asperger, trastorno generalizado de desarrollo y el autismo clásico.

Las señales comunes de que un niño puede presentar este tipo de condición son:

  • Deficiencia en las relaciones y capacidades sociales
  • Hipersensibilidad a sonidos e imágenes
  • Dificultad para la adaptación.

La gran diferencia entre un niño con un problema de aprendizaje relacionado con el autismo es el grado. Por ello, el diagnóstico está centrado en el trastorno del espectro autista.

En un extremo leve, encontramos el Asperger o SA, que se caracteriza por estar presente en niños con capacidades intelectuales superiores al promedio, pero en muchas ocasiones, presentado algún tipo de discapacidad intelectual.

Por el otro lado, encontramos el autismo que, a diferencia del anterior, los niños tienen dificultades del habla. Incluso, llegando a mantenerla hasta su adultez.

Es importante aclarar que los problemas de aprendizaje relacionados con el autismo o el trastorno generalizado de desarrollo no tienen un tratamiento único.

Gracias a métodos de enseñanza diseñados por médicos, científicos y pedagogos, se pueden maximizar las capacidades o, en ocasiones, reducir los síntomas para estimular el aprendizaje en los niños.

Entre las más comunes están:

  • Terapias de comunicación y comportamiento: donde se abordan las dificultades sociales, de lenguaje y el desenvolvimiento social para reducir las conductas problemáticas
  • Terapias educativas: un pedagogo puede diseñar un programa educativo muy estructurado (generalmente responden bien a ello) y aplicar actividades para mejorar las destrezas sociales
  • Terapias familiares: los padres juegan un rol fundamental, y así se les enseña cómo jugar e interactuar con ellos para estimular su desarrollo.

Por lo general, los niños con un problema de aprendizaje del tipo autista pueden seguir aprendiendo durante su desarrollo y compensan sus problemas con otras habilidades.

3. Discapacidad intelectual

Erróneamente llamada “retardo mental”, la discapacidad intelectual o DI, es una condición que en niños manifiesta grandes problemas para el funcionamiento intelectual, como la comunicación, aprendizaje, resolución de problemas o para conductas asociadas a la adaptación como la higiene, rutinas diarias, entre otras.

Los tipos de DI pueden ir desde leves a muy graves. Los niños con dificultades graves suelen necesitar apoyo en casa, en la escuela e incluso por el resto de su vida. En cambio, aquellos con síntomas y condiciones leves pueden ser más independientes cuando las condiciones ambientales, sociales y culturales se lo permitan.

El DI se identifica por estos síntomas:

  • Retraso para gatear o caminar en comparación a otros niños
  • No entienden las normas y construcciones sociales
  • No perciben las consecuencias de sus actos
  • No pueden resolver problemas simples
  • Se les dificulta pensar con lógica.

El tipo de dificultad de aprendizaje como el DI no se puede determinar con exactitud hasta que el niño alcanza los 4 o 6 años de edad, que es el momento en que se puede realizar una prueba intelectual o de coeficiente intelectual o CI.

Por lo general, un CI promedio es de 100, y un niño con DI alcanza los 70 como máximo.

¡Ya conoces 3 dificultades de aprendizaje!

Es importante mencionar que todos estos trastornos y problemas de aprendizaje relacionados con el intelecto o interacciones sociales pueden ser tratados gracias a estrategias, planes y tareas diseñados por un egresado de la carrera de Pedagogía. ¡Qué gran oportunidad para mejorar la vida de muchos niños!

¿Quieres conocer más sobre la profesión? Entonces, con nuestro contenido sobre la carrera de Pedagogía sabrás todo lo básico sobre lo que se aprende y de qué se trata la disciplina.

 

Leave a Reply

Estudia en On Aliat >