¿Qué distingue a un buen orador?

que-distingue-a-un-buen-orador

Hablar frente al público es una actividad vital para muchos profesionales como los del derecho, la pedagogía, la psicología, las ciencias de la educación, entre otros. En el siguiente artículo te diremos 3 características fundamentales que distinguen a un buen orador de cualquier otra persona que hable en público.

Si bien la oratoria puede tener múltiples fines, como dar una clase, exponer un punto frente a un jurado o transmitir un nuevo proyecto a tus colegas, existen ciertos elementos que ayudan al orador a convencer, informar, alertar o plantear sus puntos de manera efectiva y precisa.

A continuación, te diremos cuáles son, en definitiva, los aspectos que distinguen al buen orador.

1. Preparación

Dominar un tema antes de exponerlo es crucial para mostrar seguridad y destreza al hablar. La dedicación que le imprimas al aprender sobre lo que se hablará te dará las herramientas para anticiparte si hay preguntas.

Además, el prepararte te permitirá mantener un discurso sólido, de valor, sin titubeos ni pausas innecesarias, factores de gran importancia para captar y mantener la atención del público que te escucha y para transmitir credibilidad.

Para aquellos que decidan estudiar Derecho, Pedagogía, Ciencias de la Educación u otras carreras, la oratoria es un requisito inamovible para el buen ejercicio de su disciplina. ¿No nos crees? Ve cómo es una habilidad profesional muy valiosa:

Si estás frente a un jurado para defender a un acusado, preparar tu discurso inicial es el primer paso para exponer la realidad, desde el punto de vista jurídico, de lo que pasó y por lo que está implicado el defendido.

2. Práctica

Bill Gates, fundador de Microsoft y un gran orador, siempre ha dicho que para ser un experto en algo se necesitan diez mil horas de práctica. ¡Eso son 416 días! Si bien es cierto que no necesariamente es una regla, viene de alguien con mucha experiencia y credibilidad.

En términos aplicables al corto plazo, un buen orador entiende el valor de la práctica y la versatilidad que da la experiencia. Antes de montarse en una tarima, el orador dedica horas para encontrar la mejor manera de decir lo que quiere o necesita comunicar.

Esto involucra estudiar su dicción, su contenido, el tono de voz que usará, los gestos que le ayudarán atraer y conservar la atención del público, así como el argumento principal de su discurso.

3. Vocabulario

Si has ido a alguna conferencia, habrás notado que los oradores suelen tener un vocabulario que ayuda a llevar su mensaje de manera adecuada a su tipo de público.

En el caso de los profesionales. Un maestro, por ejemplo, debe adaptar su vocabulario a las características intelectuales, cognitivas y sociales de sus estudiantes. Esto lo sabe muy bien un egresado de Pedagogía.

¡Y sólo son 3 de las características que distinguen a un buen orador!

Existen muchos otros factores que hacen que una persona en una tarima pase de explicar un punto a dar una clase magistral apoyado en técnicas de oratoria.

¡Si te gustó el contenido, no dejes de suscribirte a nuestro newsletter para seguir recibiendo materiales como el que acabas de leer!

Escoge la carrera correcta: ¿Qué puedo estudiar si me gusta mucho la lectura?Powered by Rock Convert

Leave a Reply

Estudia en On Aliat >