Mi experiencia personal con la carrera de Administración de Empresas

mi-experiencia-personal-con-la-carrera-de-administracion-de-empresas

Desde antes de salir de la preparatoria tenía muy claro que quería estudiar la carrera de Administración de Empresas en la universidad. Cuando tenía 11 o 12 años de edad, una tía que quiero mucho siempre me decía: “ojalá estudies Administración de Empresas, es un trabajo muy entretenido y se gana buen dinero”.

Esa frase se me quedó grabada desde niño y ahora que tengo más de 10 años de graduado puedo decir que tomé la decisión correcta porque con mi profesión encontré cosas como:

  • Estabilidad económica;
  • Un trabajo que me apasiona;
  • Nuevos retos profesionales cada cierto tiempo;
  • Conocer gente muy profesional.

Hoy puedo decir con toda honestidad que tomé una gran decisión al estudiar la carrera de Administración de Empresas. Gracias a esta carrera he alcanzado muchos de los logros más importantes de mi vida.

En este artículo te invito a conocer mi historia para que sepas lo que puedes vivir si decides estudiarla. Para que sepas de qué se trata te contaré mi experiencia personal con la carrera de Administración de Empresas.

1. Te prepara para el futuro

Esta carrera te prepara para el futuro desde que estás en la universidad, pero hubo una experiencia que me cambió la vida para siempre.

Apenas tenía 1 año ejerciendo como administrador,  cuando luego de graduarme conseguí un trabajo en una compañía muy grande, donde había más de 3,500 empleados.

Yo y otros 7 compañeros éramos los encargados de llevar todos los procesos administrativos, pero de todos yo era el más novato.

En una oportunidad, durante un cierre administrativo de cuatrimestre, 5 de mis compañeros del equipo administrativo se ausentaron durante dos semanas.

Eso significó que yo y una compañera tuvimos que encargarnos de un flujo de trabajo impresionante. Fueron 10 días de labor intensa, de mucha dedicación y cansancio, pero al final nos dieron un reconocimiento porque hicimos entre 2 personas el trabajo de 7 y por eso nos felicitaron y reconocieron.

Ese año, mi compañera y yo obtuvimos un bono de desempeño y además el Director Ejecutivo de la compañía felicitó frente a todos los empleados, durante la cena de navidad.

Recuerdo que esas dos semanas aceleré mucho mi aprendizaje y entendí cómo era vivir siendo un administrador de verdad. Luego de eso dejé de ser el novato del equipo.

Esta experiencia me preparó para el futuro y me mostró cómo debo comportarme cuando en el trabajo sucede una crisis.

2. Puedes ayudar a los demás

Desde siempre me encantó ayudar a las demás personas a solucionar problemas.

Estudiar la carrera de Administración de Empresas me ha permitido hacerlo, sobre todo en los trabajos que he tenido, y también de una manera más directa cuando abrí mi compañía de consultoría administrativa.

Cuando cumplí 5 años de graduado, junto con un colega, decidimos comenzar un proyecto para asesorar a personas emprendedoras que deseaban abrir sus compañías.

De esa manera ayudamos a que sus negocios no sufran por temas administrativos y así el riesgo de fracasar es mucho menor.

La verdad es que nos va muy bien y tenemos el beneficio de poder ayudar a muchas personas que no saben de los temas administrativos y la gestión empresarial.

3. La gestión de empresas enamora

Desde que estaba en la universidad sabía que la gestión empresarial era mi pasión y por eso decidí enfocarme en esa área durante mi carrera de Administración de Empresas.

Todo lo que tiene que ver con gestionar personal, hacer capacitaciones, armar equipos y buscar el bienestar de las áreas de trabajo es un tema apasionante.

Luego de tantos años de ejercicio profesional descubrí que son los Recursos Humanos los que logran diferenciar a una compañía de otra, por eso la mayoría de las empresas hoy en día se enfocan en conseguir el mejor personal posible.

Cuando tenía 3 años de graduado formé parte un proyecto del cual estoy muy orgulloso, porque estuve presente desde el nacimiento de una empresa (con 5 trabajadores) hasta que creció y se convirtió en líder de su mercado y contaba con 250 empleados.

Estar presente en ese crecimiento, en la capacitación del personal y el desarrollo de esa compañía me dio mucho aprendizaje.

4. Te permite tomar riesgos

Luego de 12 años de ser empleado, con todo lo que aprendí siendo administrador de empresas decidí tomar el riesgo de abrir mi propio negocio de comida.

Fue un reto muy desafiante, porque cuando las inversiones salen de tu propio bolsillo la percepción que tienes de la compañía cambia por completo.

Es un aventura complicada, llena de retos diarios pero cuando se empieza a generar ganancias, en cierta forma sientes que tu negocio es como un hijo para ti, porque lo viste nacer, crecer y convertirse en algo más grande.

Si pudiera repetir esa experiencia lo haría, pero por el momento con un solo restaurante me está yendo muy bien.

5. Buenos salarios

Durante todos mis años de experiencia, incluso desde el inicio, siempre tuve buenos salarios, acordes a mi nivel de experiencia y desempeño.

Cuando sentía que era momento de pedir un aumento, siempre traté de hacerlo de la manera más respetuosa y por eso las respuestas siempre fueron positivas.

Lo cierto es que cuando se trabaja como adminitrador de empresas siempre se gana bien, esto debido a que las empresas nos valoran mucho.

De nuestro trabajo depende que las compañías sean saludables y puedan crecer de la manera correcta. Es uno de los motivos por los cuales ganamos tan bien.

6. No te conformas

Cuando estudias la carrera de Administración de Empresas sabes que no tienes motivos para conformarte.

En todas las compañías se pueden vivir algunas experiencias negativas, como:

  • Mal ambiente laboral;
  • Cargas excesivas de trabajo
  • Problemas financieros.

Pero en mi opinión, estas situaciones no deben verse como barreras imposibles de superar sino como obstáculos que tu carrera profesional te plantea para que puedas superarlos y aprender.

En la medida que logres vencer estos retos te irás convirtiendo en un gran profesional que trata, en lo posible, de no tener zonas de confort.

Lo interesante es que con la carrera de Administración de Empresas puedes tener tantas experiencias que pareciera que estudiaste varias carreras en lugar de una sola.

ESCRITO POR: Ramón Alonso López Barrios, Licenciado en Administración y Gerente General de la editorial Legis S.A.

Powered by Rock Convert

Si te gustó el artículo, ¡compártelo! :

Leave a Reply

Estudia en On Aliat >