Historias de superación para estudiar y trabajar

historias-de-superacion-para-estudiar-y-trabajar

¿Consideras que estudiar y trabajar al mismo tiempo es imposible? Por suerte, no lo es. Incluso, existen historias de superación que lo demuestran.

Si tienes el anhelo de capacitarte a través de una carrera universitaria y, al mismo tiempo, necesitas mantener tu empleo para costear tus gastos mensuales, ¡tranquilo! Podrás realizar ambas cosas a la vez.

De hecho, ya existen muchos jóvenes que combinan estos roles. Un reportaje del diario español 20 Minutos refleja que el 67% de los universitarios iberoamericanos estudian y trabajan al mismo tiempo.

Para hacerlo, simplemente necesitas organizar tus días y estar dispuesto a dar lo mejor de ti en cada faceta.

Además, es importante que encuentres un poco de motivación para seguir adelante. Por esa razón hoy te traemos la historia de superación de 4 personajes que te inspirarán a alcanzar la excelencia, tanto en el trabajo como en la universidad.

¡Sigue leyendo!

1. George Soros, de sobreviviente a magnate

George Soros no siempre fue el protagonista de una historia de superación. Además, este no es su nombre de pila.

El ahora magnate y especulador financiero nació en 1930 en Budapest, Hungría, con el nombre de Schwartz György.

Lo que sucedió es que su familia, de origen judío, decidió cambiar su apellido en 1936 tras el auge del antisemitismo, y eso les permitió sobrevivir a la ocupación nazi en su país de nacimiento.

Esta experiencia la contó el mismo Soros en un libro llamado “Maskerado ĉirkaŭ la morto”, que en castellano significa Mascarada alrededor de la muerte, una obra que sólo se tradujo al inglés.

Luego de la Segunda Guerra Mundial, pese a que su nación atravesaba una terrible hiperinflación, Soros comenzó su trayectoria en las finanzas al hacer inversiones en pequeños inmuebles que estaban depreciados para luego venderlos a un precio mayor.

En 1947, tras ahorrar un poco de dinero, logró emigrar a Londres, Inglaterra, para estudiar Filosofía. Mientras cursaba la carrera realizó diversas labores que lo ayudaron a pagar su matrícula universitaria.

Tras graduarse, Soros se marchó a Estados Unidos y allí construyó una sólida carrera como inversionista, pero tuvo que esperar hasta 1992 para convertirse en uno de los hombres de negocios más famosos del mundo.

El 16 de septiembre de ese año, durante el llamado Miércoles Negro, el gobierno británico tuvo que retirar la libra esterlina del mercado de cambio europeo porque no logró mantenerse sobre el límite inferior acordado.

Poco antes de esa situación que causó la devaluación de la libra a un mínimo histórico, el húngaro vendió grandes cantidades de esta moneda a precios competitivos y reunió fortunas en divisas como el marco alemán y el franco francés.

Actualmente, Soros es presidente de las empresas Soros Fund Managament y Quatum Fund, que se encargan de la gestión de fondos privados de cobertura.

2.  Oprah Winfrey, una estrella que escapó de la pobreza

No conocer a Oprah Winfrey resulta complicado. La estadounidense alcanzó fama mundial gracias a su exitoso programa televisivo The Oprah Winfrey Show, que se mantuvo al aire desde 1986 hasta 2011, cuando decidió poner fin a este ciclo para abrir su propio canal y cumplir con otros proyectos.

Aunque es una de las grandes estrellas de la televisión norteamericana, es recordada por su gran actuación en la película El color púrpura (1985) y lidera diversas causas benéficas.

No todo ha sido color de rosas en la vida de Winfrey, la protagonista de una de esas historias de superación que te puede motivar.

En diversas entrevistas, la animadora y activista ha contado que vivió una pobre niñez en la zona rural de Misisipi y luego, cuando se mudó a Milwaukee, fue víctima de abusos sexuales.

La suerte de Oprah cambió a mediados de la década de los 70, cuando comenzó a estudiar la carrera de Artes en Tenessee mientras trabajaba a medio tiempo en una estación radial, lo que le permitió adquirir los conocimientos necesarios para convertirse en una estrella del mundo del espectáculo.

3. Howard Schultz, de un hogar de refugio al éxito con Starbucks

Crecer en un edificio de refugio para pobres, en Nueva York, no le impidió a Howard Schultz alcanzar el éxito.

Al desarrollar un gran talento para el fútbol americano, Schultz consiguió una beca universitaria para estudiar Comunicación, el punto de partida para cambiar su vida.

Mientras cursaba la licenciatura, que finalmente terminó en 1975, obtuvo su primer empleo en la empresa Xerox, el proveedor más grande del mundo de fotocopiadoras de tóner y sus accesorios.

6 años después de graduarse, el estadounidense empezó su relación con Starbucks, cuando apenas era una pequeña cafetería local en Nueva York.

En ese entonces, los dueños de la empresa lo contrataron como director de operaciones minoristas y mercadotecnia.

Luego de una exitosa gestión, dejó Starbucks para centrarse en otros proyectos, aunque no tardó en volver.

En 1987 regresó a la cadena de cafeterías, pero en esa ocasión no fue como empleado, sino como uno de sus socios mayoritarios porque compró 6 de sus sucursales.

A partir de allí, la compañía creció de forma significativa hasta convertirse en una de las marcas más reconocidas del mundo.

4. Shadid Khan, el pakistaní que cumplió el “sueño americano”

En septiembre de este año, el nombre del pakistaní se popularizó por su oferta de compra por el icónico estadio Wembley de Londres, la cual optó por retirar unos días después.

A raíz de eso, muchos diarios hicieron reportajes e investigaciones sobre Khan. En uno de ellos, el diario Olé de Argentina repasó la historia de superación de este gran empresario, que emigró a Estados Unidos en 1967 con apenas 500 dólares en el bolsillo y tuvo que trabajar lavando platos para poder costear sus estudios en Ingeniería Industrial.

Al obtener el título, consiguió un empleo en Flex-N-Gate, una empresa de repuestos para autos.

Después de 7 años en esa compañía, compró parte de sus acciones y fundó Bumper Gate, una corporación que actualmente tiene más de 48 fábricas y 12 mil empleados.

Shadid Khan, que ha aprovechado su fortuna para comprar diferentes equipos deportivos profesionales, es otro protagonista de una de esas historias de superación que siempre debes tener en mente para que perseveres en la vida universitaria y profesional.

¿Te pareció interesante este artículo? Si quieres leer otro contenido sobre superación personal descarga el siguiente ebook:

¿Qué puede hacer para mejorar la calidad de vida de mi familia?

¿Te gustó el artículo? ¡Puedes compartirlo ahora mismo!:

Leave a Reply

Estudia en On Aliat >