Habilidades para estudiar en línea: ¿Tienes los requisitos?

habilidades-para-estudiar-en-linea-tienes-los-requisitos

Hoy, gracias al desarrollo de las tecnologías de la información es posible formarse profesionalmente desde cualquier lugar con calidad y flexibilidad, aunque es necesario contar con ciertas habilidades para estudiar en línea.

Sin duda, esta es una oportunidad que debes tomar en cuenta si quieres cursar una carrera, posgrado o alguna especialización o actualización.

Los estudios a distancia han logrado tal nivel de desarrollo que son la primera alternativa de gran cantidad de estudiantes de diversos grados académicos, pues entre algunas de sus ventajas destacan la flexibilidad de horarios, la supresión de gastos de transporte —en tiempo y dinero— y, más recientemente, las posibilidades de participar no solo asincrónicamente cuando cada persona pueda, sino también sincrónicamente, lo cual favorece la interacción directa entre estudiantes.

¿Quieres saber si tienes los requisitos para incursionar en esta modalidad educativa? A continuación, te presentamos las habilidades para estudiar en línea que debes tener o desarrollar.

¡Toma nota!

Competencias digitales específicas

Para entrar al mundo de los estudios en línea, necesitas algunas bases de manejo tecnológico. ¡No te asustes! Nada tan exigente como programar o tener experiencia en diseño de redes.

Este punto se refiere más a saber usar un dispositivo móvil, buscar información de tu interés, ingresar a una plataforma con tu usuario y contraseña; así como saber cómo navegar en ella y hacer clic en el lugar adecuado.

Durante tus estudios irás ganando destrezas en el manejo de herramientas informáticas tales como procesadores de texto, hojas de cálculo, agendas electrónicas, activación y desactivación de la cámara o micrófono de tu computadora y compartir pantalla, entre otras: así, tendrás una experiencia educativa plena y, al mismo tiempo, tu paso por la educación en línea fortalecerá tus competencias digitales, lo que sin duda será un plus para competir en el mundo laboral e incluso para conseguir un trabajo desde casa.

Habilidades comunicativas

Las habilidades comunicativas son básicas para estudiar en línea. En realidad, también lo son para cualquier modalidad educativa.

Expresarse bien de manera oral y redactar con coherencia te permitirá demostrar cuánto estás aprovechando el aprendizaje. Probablemente, para ti no será nada nuevo. ¿Sabes enviar mensajes de texto y audio a tus amigos, cierto? Esto es casi igual: la diferencia es que requiere un tono formal con base en información que hayas estudiado.

Recuerda que la comunicación no la usarás sólo en exámenes, tareas y trabajos de estudio, sino que además es un recurso valioso para que te relaciones con tus pares estudiantes y tutores y, de esta manera, tengas una experiencia de calidad en conjunto con la construcción de tu red de apoyo académico y profesional.

Urbanidad y netiqueta

Aunque estos aspectos se relacionan bastante con el anterior, merecen un punto aparte por su importancia: una de las habilidades para estudiar en línea es la capacidad de relacionarse adecuadamente con los demás, no sólo en términos del contenido de los mensajes, sino también de su forma.

Por esta razón, la netiqueta —normas de comportamiento que deben prevalecer en línea y que hacen humanas y agradables las experiencias en este medio— incluye:

  • Respetar el tiempo de los demás: sé breve y puntual.
  • No gritar: escribe sólo con las mayúsculas indispensables.
  • Cuidar la conectividad de todos: no envíes materiales que ocupen mucha memoria a menos que sea indispensable.
  • Otros aspectos de sentido común.

Motivación y autonomía

Entre las habilidades para estudiar en línea que destacan está la motivación. Más bien, la automotivación.

A diferencia de las clases presenciales tradicionales, en las cuales está la obligación de “asistir” al aula y los docentes hacen seguimiento de las actividades e incluso impulsan a la acción, los estudios en línea requieren que sus participantes sepan qué les motiva y lo tengan presente cada día para ingresar a sus aulas virtuales y esforzarse en cumplir los objetivos de estudio.

Como consecuencia de lo anterior, las personas que optan por estudiar en línea deben ser autónomas, es decir, enfocarse en su avance y cumplimiento de metas sin esperar que el grupo lo estimule.

Disciplina

Ya te decidiste por estudiar en línea, cuentas con las competencias digitales de inicio, te destacas en habilidades comunicativas, tienes muchas ganas de graduarte para tener el trabajo de tus sueños, pero te olvidas de desconectar las notificaciones de tus redes sociales a la hora de estudiar.

Como consecuencia, un sonido o alerta te saca de tus asuntos académicos y “abres un paréntesis” para no perderte las últimas actualizaciones en los estados de tus amigos o clientes: estos segundos de visualización te roban minutos de atención y horas de dedicación.

Cuando estudias en línea, ningún docente te dirá “apaga el teléfono”; te toca hacerlo a ti.

Lo anterior es solo un ejemplo de autodisciplina. También, debes enfocarte en aplicar disciplina a tu tiempo de estudio y en no posponer tareas —o simplemente procrastinar— hasta acumular gran cantidad de material que tendrás que atender de cualquier manera a última hora.

Ciertamente, mantener la disciplina es una habilidad que necesitas para estudiar en línea, de modo presencial, semipresencial y, en general, para lograr metas en cualquier área de tu vida.

Gestión del tiempo

La organización de tu tiempo te ayudará a administrar las habilidades para estudiar en línea que mencionamos hasta ahora.

Un cronograma de actividades académicas formales puede ser enriquecido con un plan para tu rutina diaria: saber a qué hora tomarás tu lección, a qué hora harás los trabajos y a qué hora estudiarás —y cumplir esa planificación— no solo te hará triunfar en tus estudios, sino además seguir teniendo tiempo de calidad para tu vida social, familiar, laboral y para ti mismo.

Para lograrlo, puedes apoyarte en agendas y recordatorios en línea, pero siempre considerando que la motivación, la autonomía y la disciplina serán claves para que cumplas tus metas académicas y alcances el futuro que quieres construir.

Para cerrar este artículo, toma en cuenta que las ventajas de estudiar en línea no le quitan nada al nivel de preparación académica, pues la información para tu aprendizaje es similar a la de otras modalidades e incluso podrás desarrollar aptitudes organizativas y personales que serán de gran provecho en tu desempeño profesional.

Si quieres más información para tomar las mejores decisiones sobre tus estudios universitarios, te invitamos a descargar y leer el siguiente ebook:

¿Qué puedo hacer luego de graduarme en la universidad?Powered by Rock Convert
Powered by Rock Convert

Leave a Reply

Estudia en On Aliat >