Estudiar y trabajar: difícil pero no imposible

estudiar-y-trabajar-dificil-pero-no-imposible

Estudiar y trabajar es difícil, pero el mundo laboral de hoy está lleno de competencia y nos exige cada vez más. Esa situación vuelve indispensable contar con una preparación óptima.

Dicho esto, un título universitario te permite abrir puertas que de otra forma tomaría mucho tiempo abrir.

Así como sabemos que la educación es relevante, también es evidente la importancia que tiene para muchas personas el contar con un trabajo que les permita ganar suficiente dinero para pagar sus gastos.

Por eso, estudiar y trabajar se convierte en una oportunidad cada vez más aprovechada por un público joven cuyos retos y metas por alcanzar no tienen límites . Ese público entiende que un par de años de esfuerzo valen la pena para conseguir un futuro brillante y exitoso.

El futuro se construye hoy, por eso, si eres de las personas que está considerando tomar la opción de estudiar y trabajar, a continuación te contaremos sobre 5 cosas que debes saber si decides embarcarte en esta aventura.

1. Ser ordenado

Una de las principales dificultades de estudiar y trabajar es la necesidad de estar presentes, tanto en el trabajo como en la escuela.

Esto se debe a que el tiempo es limitado y movilizarse de un lado a otro puede ser tedioso. Es por eso que debes ser muy ordenado con tu día a día.

Estudiar y trabajar requieren de tiempo y dedicación, si no eres ordenado no podrás dedicarle las horas necesarias a una o ambas actividades.

Una opción que puedes valorar es la de estudiar en línea. Este método de estudio no solo te da la facilidad de aprender desde la comodidad de tu hogar u oficina, sino que también te permite utilizar las herramientas con las que cuentas a la mano, como un celular o computadora, para manejar tus obligaciones y responsabilidades.

Si eres de los que piensan que los títulos universitarios en línea no tienen el mismo valor que los estudios tradicionales, piénsalo de nuevo. Un título de licenciatura en línea tiene el mismo peso que cualquier título de estudio presencial.

2. Tener experiencia

Como ya lo mencioné estudiar y trabajar es difícil, pero puede ser una oportunidad única para aplicar lo que se va aprendiendo en el camino.

Conseguir un trabajo relacionado a tu carrera es una oportunidad que te hará crecer aún más y te pondrá un escalón por encima del resto de tus compañeros que no lo hacen.

Además, uno de los mayores requisitos de muchos empleos, que es muy difícil de cumplir como recién egresado, es tener experiencia laboral.

Al estudiar y trabajar no tendrás ese problema. Al contrario, hacer ambas cosas de forma simultánea te dará la oportunidad de empezar a hacer carrera en el trabajo desde antes de graduarte.

3. Conseguir el trabajo soñado

Es complicado encontrar la empresa y el trabajo de tus sueños, pero es aún más difícil como egresado poder conseguir ese trabajo que tanto has buscado debido a la falta de experiencia.

Lo cierto es que abrirte la puerta hacia el trabajo que siempre soñaste tener es mucho más sencillo si estudias una carrera universitaria.

Está comprobado que las compañías valoran más a las personas que trabajan y estudian, debido a que muestran un nivel de responsabilidad y esfuerzo mayor que cualquier otro tipo de empleado.

Es importante que logres mostrar tu capacidad y habilidad para después poder aspirar en el futuro a mejores prestaciones de trabajo y un sueldo mayor.

Empezarás desde abajo, pero, una vez graduado, rápidamente podrás ascender en el trabajo que siempre habías deseado y así podrás lograr metas que te costarían mucho trabajo alcanzar si no tienes un título de profesional.

4. Valor en el mercado

La diferencia entre contar con un buen salario y tener uno excelente puede ser el tener un título universitario. De acuerdo con estudios, tener un título aumenta hasta en un 70% el sueldo en comparación con quién no lo tiene.

La preparación, el tiempo invertido en los estudios y los conocimientos previos es algo que eleva el valor de cualquier trabajador en el mercado laboral.

Ese esfuerzo de un par de años se reflejará en una mayor estabilidad económica para tu hogar.

Trabajar te dará lo que necesitas, pero estudiar te ofrecerá mejores oportunidades a futuro para tu bolsillo.

5. Trabajar en línea

Si prefieres no tener un trabajo presencial, que requiera permanecer durante horas en una oficina, y que evite que te prepares para el futuro, entonces un trabajo en línea puede ser la solución que buscas.

Muchos jóvenes toman esta opción por la gran variedad de ofertas y la posibilidad de cumplir con el trabajo desde cualquier lugar.

Esta alternativa te ofrece la oportunidad de capitalizar esos ratos libres que siempre existen en la universidad y en tu hogar, para generar el dinero que necesitas y así poder cubrir tus gastos.

Además, tener un empleo en línea te permite llevar tu propio ritmo de trabajo, con tus tiempos y sin las presiones de un trabajo normal, lo que te permitirá enfocarte con mayor dedicación a tus estudios.

Si ya te decidiste a dar el siguiente paso para comenzar a trabajar y estudiar, verás que no es tan difícil como parece, incluso un poco de planeación hará mucho más amena la experiencia y te permitirá lograr tus metas.

Para ayudarte un poco más, a continuación podrás leer un par de consejos que podrían ayudarte si decides estudiar y trabajar:

1. Organiza tu día

Ser organizado es una virtud que vas a valorar mucho si decides estudiar y trabajar, por eso es recomendable que uses una agenda o alguna aplicación que te permita dar seguimiento a tu día a día.

2. Descansa correctamente

En estas etapas donde la vida te pondrá a prueba es necesario estar bien desde el punto de vista físico y mental, por eso respetar tus horas de sueño es fundamental, para que puedas rendir al máximo como se requiere.

3. Optimiza tus métodos de estudio

Realizar resúmenes de tus lecciones y mejorar tus estrategias de estudio usando mapas conceptuales u otros métodos te ayudarán a estar más preparado para tus exámenes.

4. Aprovecha los ratos libres

Adelantar una tarea, leer el reporte semanal de la oficina o incluso para disfrutar de un rato agradable con tu pareja. No hay tiempo que perder, ¡Aprovéchalo!

La vida está llena de retos, lo importante es sentirnos preparados y listos para afrontarlos, ese es el primer paso hacia al éxito.

Ahora dinos, ¿Qué te pareció el artículo? ¡déjanos algún comentario o pregunta si lo deseas!

¿Consideras de utilidad este contenido? ¡Compártelo en tus redes!:

Leave a Reply

Estudia en On Aliat >