Cómo estudiar educación superior con bajo presupuesto

como-estudiar-educacion-superior-con-bajo-presupuesto

Estudiar en la universidad es casi una necesidad para poder salir adelante en nuestra sociedad. Cada vez más trabajos exigen licenciaturas y certificados sólo para poder tener una entrevista.

Lamentablemente, miles de estudiantes en México no tienen la capacidad de pagar por su cuenta una carrera universitaria, lo cual se traduce en cientos y cientos de jóvenes que se ven obligados a tomar trabajos de poca monta que difícilmente les ayudarán a crecer.

Sin embargo, no tener dinero no tiene porqué ser el fin del mundo. También hay muchas formas de darle la vuelta a esa situación y continuar tus estudios universitarios. En este artículo, te hablaremos sobre 4 cosas que puedes hacer para poder pagar una educación universitaria de primer nivel.

¡Comencemos!

Busca financiamiento

Aunque no lo creas, hay miles de instituciones, proyectos e iniciativas en México exclusivamente dedicadas a ayudar a estudiantes de todo el país a pagar sus estudios universitarios.

Según un artículo de Expansión.mx, menos del 1% de los estudiantes mexicanos recurren a los préstamos financieros para acceder a la educación universitaria. Esto se debe a que la mayoría de los jóvenes no desean endeudarse tan pronto en sus vidas. Sin embargo, es importante entender que la educación es una inversión a largo plazo que te pagará dividendos con el tiempo.

¿De qué te sirve no estar endeudado si al final del día no ganas lo suficiente para tener tu propia familia o al menos llegar a fin de mes? ¿No crees que vale la pena tener que pagar plazos por unos cuantos años a cambio de tener acceso a trabajos bien pagados que te permitan crecer profesional y económicamente?

Por supuesto, si eres un estudiante sobresaliente, también vale la pena que apliques a distintas becas que paguen por completo tus estudios. Si no sabes bien donde buscar, deja que te mencionemos 3 becas a las que puedes aplicar hoy:

·         Fundación Telmex: becas otorgadas de hasta el 100% a alumnos con excelencia académica (más información aquí).

·         Becas para escuelas Públicas/Particulares de la Secretaría de Educación (SEP): becas otorgadas por el gobierno para estudiar educación superior en universidades públicas y privadas. También es posible conseguir otros tipos de becas, por lo que te recomendamos que visites la página y la explores con cuidado.

·         Becas para posgrados del Consejo Nacional de Ciencias y Tecnología (CONACYT): si ya concluiste tus estudios y estás buscando cómo expandirlos, este programa puede ayudarte.

Estudia una licenciatura en línea

Si tienes poco dinero para estudiar una carrera de la manera tradicional, siempre es una buena opción pasar a la educación a distancia o, en otras palabras, estudiar una licenciatura por medio de Internet.

Es comprensible que no estés muy familiarizado con este método de enseñanza, después de todo, es relativamente reciente y aún está evolucionando. Sin embargo, puedes estar seguro que es un método viable y que viene con sus propios beneficios, como por ejemplo:

  • Menos costo de matrícula (en algunos casos);
  • Menos costo de transporte;
  • Horario flexible;
  • Tutoría personalizada;
  • Acceso a contenidos de universidades extranjeras;
  • Y mucho más.

Además, también es posible estudiar una licenciatura en línea y tener acceso a las áreas del campus de la universidad, suponiendo que quieras aprovechar la biblioteca de la universidad, el gimnasio o cualquier otra instalación. Sin embargo, ten presente que no todas las instituciones ofrecen este servicio.

Haz un presupuesto

Independientemente del financiamiento que obtengas y el método de estudio que elijas, debes proponerte tener tus finanzas en orden. Esto significa que por un tiempo estarás limitado económicamente, pero también te ayudará a salir de tus deudas más rápidamente e, incluso, tener algo ahorrado en el banco.

Lo importante de los presupuestos no es lo bien que se vean en Excel, sino lo disciplinado que eres siguiéndolos. Un buen consejo para asegurarte que realmente lo harás, es creando un presupuesto realista y sostenible. Por ejemplo, de nada te sirve decir que gastarás 500 pesos en comida al mes si sabes perfectamente que con eso no puedes comprar un mercado medianamente decente. Al final, terminarás gastando más dinero y tus finanzas estarán nuevamente desordenadas.

El primer paso que debes tomar es reducir los gastos innecesarios lo más que puedas. Si sueles gastarte más de 2000 pesos al mes cuando vas a tomar con tus amigos, a lo mejor deberías considerar reducir ese número. Eso no significa que debas dejar de hacer las cosas que te gustan, sino que las hagas de una manera medida de tal forma que no sacrifiques lo que es realmente importante.

Otra regla de oro para cualquiera que desee hacer un presupuesto, es siempre apartar 10% de su ingreso mensual como ahorro para que siempre haya algo guardado para cualquier imprevisto.

Consigue un trabajo de medio tiempo

Si a pesar de todo aún no tienes suficiente dinero para llegar a fin de mes o pagar tus plazos, no es mala idea que tomes un trabajo de medio tiempo.

Pueden ser cosas como: mesero, banquetero, tutor, etcétera. Lo importante aquí es que consigas un trabajo que te permita enfocarte en tus estudios y no te robe demasiado tiempo. Después de todo, no es como si tu meta final sea convertirte en el mejor mesero de la ciudad, ¿no es así?

De hecho, si eres un estudiante en alguna de nuestras instituciones puedes beneficiarte del programa de escritores para web que Aliat preparó para sus estudiantes. Con ayuda de Rock Content, una empresa dedicada a crear contenido para Internet, hemos puesto a disposición de nuestros alumnos una plataforma desde la cual pueden tomar trabajos como redactor freelancer, escribir contenidos sobre temas de su interés y recibir una remuneración económica a cambio.

Ya que el sistema es para freelancers, tú manejas tu horario como quieres y tomas sólo aquellos trabajos que atraen tu atención.

Ten presente que estos consejos que te ofrecemos no tienen porqué funcionar de manera aislada. Lo ideal es que hagas uso de todos ellos para que puedas estudiar en la universidad con un presupuesto bajo.

Es cierto que tendrás que tomar algunos riesgos y poner mucho de tu parte para que tu educación sea realmente fructífera, pero ése es el secreto del éxito. Para bien o para mal, no hay atajos para lograr lo que te propones, y si los hay, tu meta no es lo suficientemente ambiciosa.

¿Te gustó el artículo? ¿Te gustaría leer contenidos similares en el futuro? ¡Entonces suscríbete a nuestro newsletter!

Si te gustó el artículo, compártelo.:

Leave a Reply

Estudia en On Aliat >