Cuándo y cómo pedir un aumento de sueldo

cuando-y-como-pedir-un-aumento-de-sueldo

Cuándo y cómo pedir un aumento de sueldo

Probablemente, no existe una sola persona en el mundo que no quiera aumentar su sueldo. Incluso si lo que ganas es suficiente para vivir cómodamente, el simple hecho de que te paguen más por lo que haces significa que la empresa valora tu trabajo y tu ética laboral.

De cierta forma, se podría decir que un aumento de sueldo es una confirmación de que el esfuerzo que has puesto en el trabajo valió la pena. Sin embargo, por mucho que queramos romantizarlo, la mayor ventaja siempre será que tu situación económica va a mejorar aunque sea un poco.

Por supuesto, no es fácil conseguir un aumento y pedir uno en el momento erróneo puede hacer que no lo consigas. Por eso, en el artículo de hoy vamos hablar sobre cuándo y cómo pedir un aumento salarial.

¡Empecemos!

¿Cómo saber identificar el momento adecuado?

El momento es probablemente la parte clave. Puedes tener una capacidad de convencimiento muy grande, pero de nada sirve si la empresa simplemente no está en posición de darte un aumento.

Además, si en una situación de crisis das a entender que tu mayor preocupación es el cheque que llega a final de mes, la empresa puede considerar que no te importa el equipo ni tu trabajo, sino sólo el dinero.

Sin importar qué tanto necesites ese aumento, tienes que ser paciente e inteligente a la hora de buscar el momento correcto. Dicho esto, algunas cosas abren oportunidades para solicitar un mejor salario. Algunas de ellas son:

Salvaste un proyecto importante

Si te convertiste en el salvador de un proyecto clave para la empresa, quizás sea una buena idea sacar pecho y hablar con tu jefe sobre un posible aumento de sueldo. Por supuesto, no se trata de ser arrogante, simplemente de poner sobre la mesa aquellas cosas que consideras que te hacen merecedor de un aumento de sueldo.

Tuviste una evaluación de desempeño particularmente buena

Si tu empresa es de las que hace evaluaciones de desempeño y obtuviste un resultado excelente en una de ellas, a lo mejor es el momento indicado para pedir un aumento de sueldo.

Recuerda que estas evaluaciones actúan como un indicador de tu productividad y valor dentro de la empresa, así que asegúrate de exponer tus puntos con confianza.

Concluiste una maestría o doctorado

Conseguir una de estas certificaciones, en la mayoría de los casos, se traduce en un aumento de sueldo prácticamente automático. En pocas palabras, un empleado con un doctorado es más valioso para una empresa que uno que no la tiene.

De todas maneras, si ya invertiste una gran cantidad de tiempo y dinero en conseguir un doctorado, lo normal es que eso se vea recompensado con un aumento de sueldo.

Uno de los puestos que te interesa se liberó o está por liberarse

Si ves la oportunidad de conseguir el trabajo de tus sueños, asegúrate de aprovecharla. Muchas veces, cuando un jefe ve a un buen empleado ilusionado con una vacante, tiende a considerarlo seriamente.

Estos son sólo algunos momentos, pero hay muchos otros que serán específicos de tu empresa y sus circunstancias. Sin embargo, encontrar el momento adecuado es sólo el primer paso. Para descubrir el segundo, ¡sigue leyendo!

¿Cómo pedirlo?

Perfecto, ya encontraste el momento adecuado y estás listo para pedir tu aumento. Ahora la parte difícil es cómo hacerlo.

Lamentablemente, no existe una fórmula mágica que consiga aumentar tu salario cada vez que entres a la oficina de tu jefe, pero si sigues estos consejos, tus probabilidades de éxito aumentarán considerablemente.

Primero que nada, habla sobre los resultados que has conseguido

La única verdad absoluta sobre este tema, es que jamás conseguirás un aumento de sueldo a menos que lo merezcas. Si no has hecho nada que pueda persuadir a tu jefe, ni siquiera te molestes en iniciar la conversación.

Por otro lado, si has dejado la piel en el trabajo, te conviene listar uno por uno todos los logros que has conseguido en el último año de trabajo.

Sé muy respetuoso y amable, pero también habla con honestidad. La idea aquí es demostrar que vales la cantidad de dinero que estás pidiendo.

Identifica qué es lo que te hace una pieza importante de la empresa

Una vez que hayas listado tus resultados, es hora de que expongas porqué eres el único que los podría haber conseguido. Quizás fue gracias a tu liderazgo, conocimiento técnico o tu persistencia. El punto es probar que has sido una pieza fundamental en los recientes éxitos de la compañía.

Prepara lo que vas a decir

No sólo se trata de tener una idea de lo que quieres transmitir; tienes que saber expresarlo correctamente. Recuerda que cualquier frase mal estructurada te puede hacer quedar como un “mercenario” a los ojos de tu jefe, algo muy malo en cualquier circunstancia.

Practica frente al espejo o, si puedes, con ayuda de alguien de confianza que pueda darte una buena retroalimentación.

Evita las comparaciones

La conversación se trata de ti, de lo que aportas a la empresa y la recompensa que recibes por tu esfuerzo. No se trata de Fulanito o Perenganita que, aunque no hacen su trabajo bien, ganan más que tú.

Nunca traigas a colación a tus colegas para criticarlos o dejarlos mal frente a tu jefe. Hay tres razones fundamentales por las que esto es una mala idea.

  1. No te ayudará a conseguir un aumento;
  2. Te hace ver como una persona tóxica a la que solamente le importa su propio pellejo;
  3. Es simplemente una mala práctica laboral dejar mal parados a tus compañeros de trabajo.

Aunque te molesten muchas de las actitudes de ciertos colegas, no hables sobre ellos. Enfoca la conversación en ti y lo que quieres.

Habla con una persona que pueda tomar la decisión

Muchos profesionales cometen el error de hablar con la persona que les hace sentir cómodos y no con el que tiene que tomar la decisión de darte el aumento o no. Aunque te intimide tu jefe (o el jefe de tu jefe, dependiendo de quién sea el responsable), tienes que hablar directamente con él si quieres que tu petición tenga éxito.

Después de todo, sería una pérdida de tiempo convencer a un sujeto que no tiene forma de ayudarte.

Si sigues estos consejos, seguramente serás capaz de conseguir un aumento. Sin embargo, recuerda lo que mencionamos anteriormente: nadie te dará un aumento si no lo mereces. Es decir, si quieres ganar más dinero, tienes que trabajar más y mejor.

Si tienes algún otro consejo o alguna duda, ¡asegúrate de utilizar la sección de comentarios y decirnos lo que piensas!

Si te es útil compártelo :

Leave a Reply

Estudia en On Aliat >