¿Cuales son las competencias laborales más demandadas después de la COVID 19?

cuales-son-las-competencias-laborales-mas-demandadas-despues-de-la-covid-19
  • Aliat

La COVID-19 ocasionó una crisis inesperada que modificó los estándares a los que estábamos acostumbrados. Una de las consecuencias fue la necesidad de adaptar las competencias laborales a la situación actual.

Los diversos sectores del mercado han sufrido cambios, desde el trabajo remoto hasta la implantación del comercio electrónico. Para sobrevivir las empresas de todos los tamaños han tendido que adaptarse.

La transformación digital ha permitido realizar gran parte de las adaptaciones. Sin ir muy lejos, si esta pandemia y el aislamiento físico hubieran ocurrido hace 10 o 15 años, estaríamos viviendo en un caos y gran parte de la economía mundial estaría en la quiebra.

Felizmente, hoy en día contamos con los recursos suficientes para poder utilizarlos a nuestro favor y estamos adaptándonos como trabajadores, así como los negocios lo están haciendo.

Dentro de todo este contexto, podemos ver que las competencias laborales más demandadas han sufrido modificaciones.

A continuación, te mostraremos cuáles son las habilidades que las empresas buscan entre sus próximos colaboradores.

¿Cuáles son las competencias laborales más demandadas después de la pandemia?

Cooperación y colaboración

Si antes algunas empresas fomentaban la competencia saludable, en las que no era suficiente hacerlo bien, sino hacerlo mejor que los demás, esto ya no prevalece.

En tiempos de crisis, en los que la adaptación ha tenido que ser muy rápida y no ha habido tiempo para prepararse, nada más efectivo que la colaboración.

Las oficinas que han contado con el trabajo en equipo y la cooperación de sus miembros han tenido un proceso de adaptación más efectivo, por lo que esta tendencia pasó a ganar valor para la empresa y prevalecerá.

Capacidad de adaptación

Quizás esta sea una de las primeras habilidades demandadas por las empresas durante la crisis.

Empleados inconformes por los cambios bruscos y que solo colocaban obstáculos para los nuevos procedimientos, no han sido bien vistos en la fase de adaptación, mientras que aquellos colaboradores que se han adaptado fácilmente a pesar de las dificultades han sido más valorados.

Facilidad de aprendizaje

La facilidad de aprendizaje también ha sido fundamental para la adaptación al teletrabajo, por ejemplo. En pocos días los empleados de miles de empresas han tenido que cambiar su forma de trabajo y utilizar nuevas herramientas.

Algunos han demorado más para poder utilizar las plataformas tecnológicas con eficiencia, otros los primeros días ya estaban utilizándolas sin demora.

Asociando la facilidad de aprendizaje con la cooperación mutua, obtenemos profesionales aptos para orientar y ayudar a los otros, siendo replicadores del conocimiento interno, sin dejar de lado su verdadera función.

Proactividad

La proactividad es una habilidad laboral que siempre ha estado muy bien valorizada. Después de la pandemia, esta competencia continua vigente.

La predominancia del trabajo remoto hace que esta característica sea muy valiosa, ya que no hay un jefe físicamente presente para acompañar el desempeño del trabajador. Solo se ven los resultados y estos muchas veces solo se logran con la proactividad.

Manejo de la incertidumbre

En una época en la que no se sabe qué va a ocurrir, la estabilidad emocional es fundamental. Ella hace posible mantener el foco en el trabajo y realizarlo eficientemente.

Al no manejar bien la incertidumbre se genera estrés, algo extremadamente negativo, tanto para la salud del trabajador como para el negocio.

Foco

Una de las mayores dificultades del teletrabajo es mantener el foco en un ambiente casual. Muchas personas no pueden realizar una buena labor mientras están en casa. Si bien que existen algunos consejos para favorecer la concentración durante el trabajo remoto, hay profesionales que aun así bajan la productividad.

Por ese motivo las empresas, después de la contingencia por COVID-19, darán más valor a esta característica.

Facilidad con la tecnología

La tecnología ha hecho posible el trabajo remoto y la subsistencia de muchos negocios durante la pandemia. La diversificación de los canales de ventas, utilizando el comercio electrónico como base del negocio durante la cuarentena también ha sido esencial.

Es por ese motivo y por nuestra relación cada vez más estrecha con la tecnología, que las empresas valoran tanto esta capacidad.

Si bien que los jóvenes tienen mayor intimidad con los recursos tecnológicos, personas de todas las edades pueden desarrollar esta habilidad. Mientras más contacto con la tecnología tengas, mayor será tu facilidad. Para eso puedes utilizar los recursos que tienes a la mano.

Explora tu computadora, tu teléfono móvil, descarga nuevas aplicaciones, mantente actualizado y con seguridad tu relación con los avances tecnológicos será cada vez más natural.

Productividad

La productividad, como siempre, continúa en la lista de las habilidades laborales más demandadas. Eso es lo que buscan las empresas, y con productividad no nos referimos solamente a la cantidad, lo más importante es cuando la asociamos a la calidad.

Producir con calidad y en una cantidad razonable es el secreto para convertirte en una persona productiva.

Aquí también entra el foco, mientras tengas mayor foco para producir, lo harás mejor y más rápido.

Independencia

La independencia era una competencia laboral que quedaba en segundo plano. Siempre fue importante, sin embargo, otras eran más importantes.

Hoy en día, la independencia es esencial, sobre todo en el teletrabajo. Un empleado, por ejemplo, que espera que su jefe le diga qué tiene que hacer, en el trabajo remoto no funciona.

A pesar de que el trabajo en equipo y la cooperación son habilidades requeridas, la situación que el home office nos trae requiere que seamos independientes la mayor parte del tiempo. Por tanto, debes desarrollar esta capacidad. Nunca se sabe si en el futuro esta situación se repetirá.

El trabajo remoto ha mostrado resultados diferentes en cada una de las empresas. En la mayoría está funcionando muy bien, esto se debe a las habilidades de los trabajadores, claro está, asociados a los recursos que la compañía ofrece.

Esto resulta en una tendencia a intensificar el trabajo remoto en los próximos años, por lo que debemos estar preparados.

Una de las consecuencias de la crisis es el desempleo. No son todas las empresas que han logrado adaptarse a la situación y consecuentemente han tenido que despedir a gran parte de sus empleados.

Debido a esto la competencia en el mercado de trabajo será cada vez mayor, por lo menos durante un buen periodo. Es por eso que debes prepararte si quieres construir un buen futuro laboral. Para eso, nada mejor que una carrera universitaria.

Ahora te invito a descargar el ebook gratuito con las 9 carreras mejor pagadas que puedes estudiar en línea. ¡Disfrútalo!

Leave a Reply

Estudia en On Aliat >