Precio vs. calidad educativa: ¿en qué deberías fijarte más?

precio-vs-calidad-educativa-en-que-deberias-fijarte-mas

Al terminar la preparatoria es importante enfocarte en qué carrera te gustaría estudiar y, sobre todo, en la calidad educativa que te gustaría recibir de la universidad que elijas.

Esto por que aunque el precio de una licenciatura pueda parecer uno de los aspectos más importantes al escoger un título profesional o institución, existen formas de lograr que éste no sea decisivo y puedas concentrarte en buscar la mejor formación para ti.

Para ayudarte con todas las dudas que seguramente estás experimentando sobré dónde estudiar, en qué debes fijarte y cómo tomar una decisión sobre tu futuro que realmente te lleve a cumplir tus metas y desarrollar las aptitudes profesionales que te harán exitoso, ¡no dejes de leer!

¿Cómo decidir dónde estudiar?

Existen diferentes formas de poder estudiar la carrera que realmente te apasiona sin necesidad de pedir a tus padres o familiares que financien toda tu formación, por ejemplo: investigando las diferentes becas universitarias que aplican a tu caso particular o solicitando un empleo de medio tiempo en una feria de empleabilidad.

Estas dos opciones pueden ayudarte con el tema económico, aunque debes enfocarte en conseguir lo que realmente desees estudiar para formarte.

Si la carrera que te gusta se sale de tu presupuesto, puedes buscar opciones como estudiar y trabajar al mismo tiempo. Esta opción es muy común entre los jóvenes, sólo debes tomar en cuenta factores como la organización y optimización de tu tiempo.

Por esta razón, podrías aprovechar las ferias de empleo que se organicen en tu ciudad y participar en éstas; no se trata de conseguir un trabajo que no te guste por mantener tu calidad educativa; como en todo, debe existir un equilibrio a la hora de escoger un empleo.

Intenta que sea el que más se adapte a ti por tus gustos y que tenga, de ser posible, influencia en tu carrera o te enseñe sobre algunas herramientas que puedas utilizar más adelante ejerciendo la profesión de la que planeas graduarte. Recuerda que todo lo que hagas en esta etapa de tu vida, idealmente debe apuntar a ayudarte a mejorar tu crecimiento profesional.

También, a la hora de estudiar debes tomar en cuenta las ventajas que te brindará la carrera que decidas ejercer, el área donde puedes colaborar al terminar y cuáles son las licenciaturas mejor pagadas. Todo esto te dará un panorama más claro.

Ahora bien, está claro que estudiar en una universidad pública y una privada puede significar un menor o mayor costo para obtener tu título profesional. Para que tomes una decisión más certera sobre dónde estudiar según costos o la calidad educativa que puedes obtener, entre otros factores, vamos a hablar a detalle sobre tus opciones.

Ventajas de las universidades públicas

Empecemos hablando de por qué una institución educativa pública puede ser una buena opción.

1. Educación accesible

El estado es quien financia la mayoría de las universidades públicas. Por esta razón, sabemos que estudiar en éstas generalmente está al alcance de la gran mayoría de los jóvenes. Aunque hay factores a tomar en cuenta, como los costos que pueda generar el transporte o alquiler de alguna habitación o apartamento que quede más cerca a estas instituciones.

Para acceder a gran parte de las instituciones públicas de educación universitaria debes pagar una matrícula; sin embargo, las cuotas suelen ser muy bajas. Sin duda, ésta es un ventaja que debes considerar al momento de pensar en tu futuro universitario, pero no debe definir tu decisión.

2. Calidad en la educación

Las universidades públicas en México buscan invertir en investigación y desarrollo para lograr una buena calidad educativa.

En éstas los profesores universitarios dedican gran parte de su vida a generar conocimientos en su área especializada y, si deseas aprender de un área muy específica, ellos pueden ser la clave para que puedas cumplir con esta meta.

3. Variedad en oferta de educación

La gran oferta de carreras educativas es otra de las ventajas que una universidad pública tiene para ti.

Al ser financiadas con dinero proveniente del Estado, estas universidades tienen la oportunidad de ofrecer una amplia variedad de carreras que no puedes encontrar en todas las instituciones privadas por temas netamente económicos, aunque sí cuenten con un sector de la población interesado en estudiarlas.

Algunas de las carreras que usualmente no son consideradas por los institutos privados son, por ejemplo: Antropología, Literatura e Historia.

4. Alumnos autónomos y mayor libertad económica

Una de las características que resaltan de las universidades públicas es que éstas se encargan de promover la libertad de expresión y las diferentes ideologías que pueden tener los alumnos y el personal académico que forma parte de éstas.

Por otro lado, gran parte de las universidades privadas operan bajo una ideología unificada, algo que debes considerar al momento elegir en cuál quieres cursar tu licenciatura.

Desventajas

Lo que sigue es que podamos hablar un poco sobre cuáles serían las desventajas que tendrías que tomar en cuenta si estudias en una institución pública.

1. Cupos limitados

El principal factor que limita la educación en un instituto de educación pública es que, al tener una oferta educativa accesible para casi cualquier estudiante, la demanda de personas que quieren ingresar es muy alta y, por ende, resulta complicado que todos los estudiantes logren tener un lugar en la carrera que desean.

Al depender del Estado, las universidades públicas cuentan con una cierta cantidad de recursos destinados a un número estimado de jóvenes y éste suele quedarse corto ante la demanda.

Eso sin contar que para acceder a estudiar en una universidad pública, debes tomar una prueba de aptitud académica en la que quienes obtienen los mejores resultados, son quienes logran entrar a la licenciatura que quieren estudiar con mayor facilidad.

2. Infraestructura limitada

Nuevamente la asignación de recursos por parte del Estado a la universidad pública juega un rol importante. Como ya te comentamos en párrafos anteriores, los recursos que se asignan a una universidad pública suelen ser bastante limitados, esto se traduce en una desventaja que impacta en los medios técnicos, instalaciones y servicios que ofrece un campus universitario o una facultad.

Si la licenciatura o ingeniería que decidiste estudiar requiere de instalaciones especializadas y calidad en equipos tecnológicos especializados, existe una gran probabilidad que una universidad de este tipo no pueda ofrecerte todas las posibilidades que una casa de estudios privada sí.

Ventajas de las universidades privadas

Ahora que ya conoces más sobre qué puedes esperar de la educación en una institución pública, dediquemos un poco de tiempo a hablar sobre las universidades privadas, empezando por las ventajas que éstas te pueden ofrecer.

1. Oferta académica especializada

Una de las características de las universidades privadas es que su oferta educativa es más reducida; sin embargo, esto les permite desarrollar una alta especialización que es clave para impulsar a sus estudiantes hacia el cumplimiento de sus metas profesionales en el futuro.

Los planteles privados, al contar con ingresos propios o de inversionistas más cercanos a éstas, pueden invertir ampliamente en infraestructura, profesores y renovación de planes de estudio más rápidamente. Esto permite que las carreras que ofrecen tengan un alto nivel académico.

2. Mejor infraestructura

Como comentamos en el punto anterior, los aportes económicos que reciben las universidades privadas les permiten realizar grandes inversiones en instalaciones y tecnología para cada una de las carreras que enseñan.

3. Mayor disponibilidad

En las universidades privadas generalmente no es necesario limitar el número de sus estudiantes. Por eso, el proceso para ingresar a una de éstas suele ser más sencillo y la competencia suele ser menor.

En estos casos, las universidades sí suelen hacer algunas pruebas o solicitar entrevistas a sus aspirantes, pero no necesariamente para evaluar si el estudiante consigue un lugar en la licenciatura o no, sino más bien para entender con qué nivel viene de sus estudios anteriores.

4. Reputación

Algo que suele ser muy importante para las universidades privadas en general es la reputación que tienen tanto a nivel nacional como internacional. Por lo tanto, se trata de un aspecto muy cuidado por estas instituciones.

A raíz de la importancia que las casas de estudio privadas dan a este tema, los estudiantes pueden darle un gran atractivo a su currículum al egresar de éstas. En otras palabras, obtener un título profesional de una escuela particular puede darle un extra positivo a tu perfil y te permita ingresar a la empresa de tus sueños.

5. Sistema de becas

No se puede comparar el precio de una universidad privada con el de una universidad pública; sin embargo, las universidades privadas cuentan con un sistema de becas que amplía las oportunidades de estudiar en éstas a los jóvenes.

Desventajas

Por último sobre este apartado, pero no menos importante, hablemos un poco sobre las desventajas que podrías encontrar al estudiar tu carrera en una universidad privada.

1. La educación no es gratuita

Estudiar la carrera que desees en una universidad privada requiere de gran sacrificio tanto personal como familiar a nivel económico. Lógicamente, al decir esto no estamos descartando la posibilidad de hacerlo, pero debes estar consciente del reto al que te estás enfrentando financieramente.

El costo es una variable que juega en contra de los estudiantes que no cuentan con los recursos necesarios para estudiar en alguna de estas instituciones, pero como ya hemos dicho, eso no quiere decir que sea imposible, puesto que existen muchas maneras de sobrellevarlo, por ejemplo, las becas, los créditos y los trabajos de medio tiempo.

2. Variedad en la oferta de educación

En distintos casos las instituciones de educación universitaria privadas no cuentan con un gran abanico de opciones de oferta educativa como sí lo suelen tener las universidades públicas.

Eso sí, toma en cuenta que esto a su vez les permite invertir más recursos en su infraestructura y equipos requeridos en las diferentes carreras. Por eso, la idea es que siempre elijas la carrera que quieres estudiar primero y después comiences tu búsqueda de universidades.

3. Ideologías y Censura

En México, algunas universidades están ligadas a una creencia religiosa específica o tienen una ideología muy marcada. En este caso, es importante que antes de elegir una carrera, tengas claro bajo qué enfoque se ofrece la formación en cada una de las instituciones de tu interés.

Al final, es importante que conozcas qué perspectiva en general tienen los profesores y coordinadores de la casa de estudios que elijas, ya que esto impactará tu percepción sobre la calidad educativa que estás recibiendo en esta etapa de tu vida.

¿Qué debo tomar en cuenta al momento de decidir en qué universidad estudiar?

Seguramente con toda la información que te hemos compartido en este material, ya tienes algunos elementos para poder tomar una decisión certera sobre dónde deberías estudiar; no obstante, te ayudaremos a cerrar este tema, mencionando de forma más precisa cuáles factores son los que necesitas tomar en cuenta para escoger la casa de estudios que te albergará en los siguientes años.

1. Recursos económicos

Tanto las universidades públicas como las privadas tienen sus costos, no solamente considerando la matrícula, sino también el sacrificio que debas hacer para estudiar en éstas, como mudarte de ciudad, el transporte, entre otros.

Tus familiares probablemente tienen la posibilidad de pagar tu educación universitaria o de ayudarte a sobrellevar los gastos que ésta implica y están dispuestos a realizar dicha inversión mientras trabajas y estudias a la vez.

Sin embargo, este factor es primordial y debes considerarlo para que realmente pueda ser viable estudiar para ti. Si crees que esto influye mucho a la hora de tomar una decisión, sería recomendable que investigues sobre algunos métodos para ahorrar dinero que no conocías.

2. Infraestructura y calidad educativa

Si quieres estudiar carreras que necesitan un equipo tecnológico de última generación y las mejores instalaciones, quizás te convenga más estudiar en una universidad privada. Igualmente si buscas una educación más personalizada, en la que haya menos estudiantes por aula y los profesores puedan ofrecerte una formación más a tu medida.

Los dos puntos mencionados anteriormente tienen una gran relevancia al escoger la universidad donde piensas formarte, puesto que al final, definen hasta cierto punto la calidad educativa que podrás recibir.

Sea cual sea la decisión que tomes, ya sea irte por una universidad pública o privada, vas a tener que hacer un sacrificio y dedicarte a absorber los conocimientos que te brinde la carrera que desees estudiar.

Como pudiste ver en este artículo, existen maneras de estudiar aunque no cuentes con el dinero suficiente, ya sea por vías de financiamiento, becas, trabajando para complementar la ayuda que te puedan brindar tus padres, etcétera.

Culminar tu carrera universitaria sin duda vale la pena por diferentes razones, entre ellas el sacrificio realizado, pero ¿conoces los beneficios específicos de hacerlo? Lee este artículo para conocer las ventajas de terminar tus estudios universitarios.

¿Te pareció interesante este artículo y quieres leer más sobre cómo preparar tu crecimiento profesional en los siguientes años? Te invitamos a descargar este ebook:

¿Qué puedo hacer al graduarme de la universidad?

Si te gustó el artículo, ¡compártelo ahora!:

Leave a Reply

Estudia en On Aliat >