abogado-penalista-vs-abogado-civil-cual-te-conviene-mas

El Derecho es una profesión con distintas áreas de desarrollo profesional. Su margen de trabajo es tan amplio que, por ejemplo, si quieres estudiar esta carrera debes preguntarte si prefieres ser abogado penalista o abogado civil.

Estas especialidades, dos de las más populares dentro del universo del Derecho, te ofrecen un campo laboral totalmente distinto. Cada una tiene sus propias leyes particulares, códigos procesales y lineamientos.

Tener muy claro en qué consiste cada área del Derecho es clave si quieres ejercer la carrera que te apasiona durante muchos años.

Recuerda, en lo que a educación se refiere, cualquier mala decisión se paga muy caro. Si no eliges bien perderás tiempo y dinero por eso debes enfocarte en decidirte por la mejor opción según tu perfil y tus gustos.

¡Tranquilo! Para que tomes la decisión correcta, a continuación te contaré sobre 7 diferencias que existen entre el oficio de un abogado penalista y el abogado civil.

1. Propósitos

Un Abogado civil se encarga de mediar en disputas entre individuos y organizaciones, generalmente con el propósito de que las víctimas de un determinado acontecimiento sean indemnizadas.

Un ejemplo de una disputa en el ámbito civil es: un arrendador y un inquilino tienen discrepancias al momento de la renta de una propiedad.

Las disputas por el título de propiedad de inmuebles y los divorcios también forman parte del área de acción de los abogados civiles.

El propósito de un abogado penal, según los códigos de ética del Derecho, es aportar para que exista una estabilidad entre el Estado y la sociedad.

Los casos en los que trabaja un abogado penal van desde robos comunes hasta asesinatos y tráfico de sustancias prohibidas.

¿Qué hace un abogado penal para que se logre el equilibrio entre el Estado y la sociedad? Conseguir, mediante bases jurídicas, oportuno castigo a los transgresores de las leyes o, en cambio, defender a una persona que rechace los cargos delictivos que se le imputan.

2. Castigo

En los casos relacionados al Derecho penal, la cárcel es el castigo más habitual, aunque también pueden penalizar a los individuos culpables con multas, confiscaciones económicas y otras acciones en su contra.

En el Derecho civil sucede todo lo contrario. Los clientes de los abogados de esta rama, en caso de resultar culpables, reciben perjuicios económicos como principal castigo, sin embargo, en algunas oportunidades poco comunes suceden excepciones.

Recuerda, el propósito del Derecho civil es resarcir a la parte que salga libre de culpa en el litigio, como se le conoce al enfrentamiento entre dos partes durante un juicio, y nada mejor que el dinero para indemnizar.

3. Decisión

En el mundo del Derecho, la decisión es el momento clave. Aunque sucede en todas las profesiones, en el Derecho este momento tiene una importancia aún mayor.

Sin embargo, durante la etapa de decisión existen claras diferencias entre el Derecho civil y penal.

Luego de un juicio, el abogado civil debe esperar la decisión de un juez.

Mientras que el abogado penal tiene que aguardar por el dictamen de un jurado, que en el mundo del Derecho se trata a un cuerpo colegiado de personas que, pese a estar formadas para emitir fallo judicial, no son jueces.

Al ser diferentes los actores que se encargan de emitir la decisión final, la argumentación y el discurso del abogado civil y el abogado penal se diferencian en muchos puntos.

En pocas palabras, un abogado civil no está técnicamente capacitado para actuar en un caso penal, y viceversa.

4. Archivo de documentos

Los abogados civiles y penales lidian con distintos personajes dentro de su ámbito laboral. Como ya lo mencioné antes, los procedimientos de sus trabajos tienen marcadas diferencias.

Por ejemplo, en la etapa de archivo de los casos, en el Derecho civil el proceso se lleva a cabo por las partes involucradas, mientras que en el penal, al tratarse de una rama que involucra directamente a la sociedad como colectivo, lo ejecuta el gobierno.

¿En el Derecho penal todos los casos quedan en manos del gobierno según el tribunal que lleve el caso? Efectivamente, ya que esa rama del Derecho regula la potestad punitiva del Estado, es decir, su capacidad de penar o a sancionar a cualquier individuo que sea encontrado culpable de algún delito penal.

5. Apelaciones

Las apelaciones es otro punto del ejercicio del Derecho en el que la rama civil tiene diferencias con el área penal.

En la vertiente civil tienen derecho de apelar todos los involucrados, tanto el perjudicado como el favorecido por la corte, en caso de que cree que el castigo impuesto a su adversario no es suficiente.

En la rama penal, sólo puede realizar la apelación una de las partes involucradas: el acusado.

Independientemente de las decisiones finales, la parte acusatoria y el fiscal, como representante legal del Estado, debe acatar el dictamen sin ninguna objeción.

6. Empleadores

Independientemente del caso y el objeto de la disputa, un abogado Civil siempre trabaja de manera privada. En esta rama, los acusados no tienen derecho a un defensor otorgado por el Estado.

En caso de que una de las partes no tenga el dinero suficiente para pagar a un abogado, deberá defenderse a sí misma o solicitar un aplazamiento del juicio.

Un abogado penal, en cambio, puede laborar de forma privada o pública, es decir, con el Estado como el responsable de pagar sus servicios.

En los casos de la rama penal, el acusado recibe el asesoramiento gratuito de un abogado, suministrado por el estado, para que haga cumplimiento de su derecho a la defensa con garantías de igualdad, transparencia e independencia.

7. Beneficios

Un abogado penal puede exigir para sus clientes diversos beneficios, lo que no puede hacer un Abogado de la rama civil.

Aunque cada país tiene su propia legislación para este aspecto, usualmente en el Derecho penal los acusados tienen el beneficio de ser protegidos de incautaciones sin orden y amedrentamientos.

El abogado civil, al actuar en un ámbito privado, no puede solicitarle al Estado estos beneficios para sus clientes.

Como te has dado cuenta, el trabajo de un abogado civil es muy distinto al de un abogado penal.

Si estabas un poco indeciso entre estas ramas del apasionante mundo del Derecho, ya tienes la información adecuada para escoger la que más se adapte a tus intereses y gustos.

¡Manos a la obra!

Powered by Rock Convert

Si te gustó el artículo, ¡compártelo! :

Leave a Reply

Estudia en On Aliat >