9 mitos sobre licenciaturas en línea que pensabas que eran verdad

9-mitos-sobre-licenciaturas-en-linea-que-pensabas-que-eran-verdad

9 mitos sobre licenciaturas en línea que pensabas que eran verdad 

Existen muchas situaciones en las que tomar una licenciatura en línea es una mejor opción que seguir el método tradicional. Aunque tengas hijos, un trabajo de tiempo completo o vivas muy lejos de la universidad que te interesa, si cuentas con Internet, es posible que puedas cursar la carrera de tus sueños desde cualquier parte.

Sin embargo, existen muchos mitos y paradigmas sobre el estudio a distancia que simplemente no son verdad y, lamentablemente, pueden causar que muchas personas decidan no tomar esta opción educativa.

Si aún tienes dudas, es muy probable que sea porque todavía crees en algunos de estos mitos. Por eso, en este artículo desmentiremos los conceptos erróneos más comunes que tienen las personas a la hora de hablar sobre las licenciaturas en línea.

1. Son más fáciles

Quizás uno de los pensamientos más comunes es creer que los alumnos que eligen los cursos en línea son aquellos que quieren conseguir una calificación alta sin mucho esfuerzo. Sin embargo, esto está muy alejado de la realidad.

Las licenciaturas en línea son igual de exigentes que sus contrapartes tradicionales, y están sujetas a un estándar de calidad igual de alto. Los estudiantes que aprueban una carrera con este formato pueden estar seguros de que sus conocimientos no tienen nada que envidiarle al del resto de profesionales.

Un alumno que venga con la idea de que obtendrá calificaciones altas sólo porque sí, indudablemente fallará el curso.

2. Tienen peor calidad

Como mencionamos anteriormente, el nivel de dificultad entre una licenciatura tradicional y una en línea es igual, y lo mismo sucede con la calidad de los cursos.

Las universidades, en general, se preocupan porque sus egresados sean exitosos, ya que eso es lo que realmente define a una buena institución educativa. Por esa razón, son las primeras interesadas en que tu experiencia educativa y los conocimientos que adquieras sean realmente útiles para tu vida profesional.

Los métodos que se aplican en las licenciaturas en línea siempre están en constante evolución para darte una educación de primera.

3. No se pueden revalidar materias

A muchos estudiantes les preocupa que sus materias no puedan ser revalidadas cuando cambian a una licenciatura en línea para continuar sus estudios. Sin embargo, eso no es cierto: puedes revalidar tus materias sin ningún problema.

Por supuesto, cabe destacar que pueden existir algunas excepciones (por ejemplo, quizás no te revaliden una materia que cursaste en otra universidad que no cubría todo el temario), pero esos casos particulares no tienen nada que ver con que la licenciatura sea en línea, sino con una política de la institución.

En pocas palabras: no existe ninguna diferencia entre estudio tradicional y estudio a distancia en este apartado.

4. Es difícil contactar a tus tutores

Es muy frustrante tratar de contactar a tus profesores cuando necesitas información sobre una tarea, los temas del siguiente examen o cualquier otra cosa que pueda surgir. Entonces, si es difícil conseguirlos cuando los vemos en persona todas las semanas, ¡debe ser peor cuando nada más los veo a través de la computadora!

Por suerte, esto no es así. Los profesores que imparten licenciaturas en línea son particularmente conscientes sobre la necesidad que tiene el estudiante de dialogar con ellos y hacer preguntas.

La mayoría de los cursos en línea cuentan con plataformas y herramientas que permiten a los alumnos contactar rápidamente a sus profesores y, a su vez, ayudan a estos últimos para que puedan responder con agilidad.

5. No se interactúa con otros estudiantes

Este mito es uno de los que está más lejos de la realidad. Los estudiantes en línea tienen la capacidad de acceder a una infinidad de foros y proyectos de equipo enfocados principalmente en su carrera de elección.

Gracias a plataformas como Zoom y Skype, jamás tendrás problemas para contactar a otros estudiantes y realizar trabajos de gran complejidad. Además, muchos cursos en línea ofrecen plataformas para facilitar estas interacciones entre estudiantes y promueven mucho el trabajo en equipo.

6. Las licenciaturas en línea son más cortas

Este es un concepto erróneo a medias. Por un lado, es cierto que las licenciaturas en línea son capaces de ver muchos temas en período más corto de tiempo, pero no es verdad que el tiempo que debes dedicarle a un curso en línea sea menor al de una licenciatura tradicional.

Como ya mencionamos anteriormente, las licenciaturas en línea son igual de difíciles y exigentes, por lo que el estudiante debe echarle las mismas ganas. En pocas palabras, el reto es igual de difícil, pero también te brinda los mismos beneficios.

7. Es más fácil hacer trampa y copiarse

Claro, es fácil pensar que porque los cursos son en línea y tienes acceso a una infinidad de información en Internet, copiarse debe ser muy sencillo, ¿no es así?

Pues no. Para empezar, no existe ningún estudio que demuestre que los estudiantes en línea se copian más que los estudiantes tradicionales, pero además de eso, los profesores online también cuentan con una infinidad de herramientas que pueden detectar fácilmente trampas y plagios por parte de los estudiantes.

8. Tienes que saber mucho sobre tecnología para estudiar en línea

Si no eres de los que maneja computadoras con mucha facilidad, no tienes de qué preocuparte. Las plataformas para las licenciaturas en línea se diseñan específicamente para ser bastante intuitivas y fáciles de usar.

Es muy probable que si sabes utilizar Facebook o Twitter, no tendrás ningún tipo de problema para estudiar a distancia.

9. Cualquiera puede aprobar una licenciatura en línea

Cualquiera puede aprobar, siempre y cuando esté dispuesto a estudiar durante horas y esforzarse al máximo para aprender los conceptos que demanda la carrera. Si lo que estabas pensando es que cualquier oportunista puede tomar uno de estos cursos y sobresalir sin ningún esfuerzo, estás muy equivocado.

Para aprobar una licenciatura en línea, necesitas aprender los mismos conceptos y temas que una licenciatura tradicional, y tendrás que lidiar con los mismos profesores. Además, se necesita bastante disciplina por parte del estudiante para mantenerse enfocado incluso cuando estudia desde su casa.

Solamente personas responsables, inteligentes y comprometidas pueden ser exitosas al llevar una licenciatura en línea.

Al final del día, la verdadera diferencia entre una licenciatura en línea y una tradicional, es que quizás la primera sea la única que te permita continuar tus estudios. Tu decisión debe basarse en eso y nada más, porque ambas opciones te beneficiarán de la misma manera.

Si te gustó el artículo, ¡compártelo! :

Leave a Reply

Estudia en On Aliat >