7 señales que te indican que debes volver a la universidad

7-senales-que-te-indican-que-debes-volver-a-la-universidad

7 señales que te indican que debes volver a la universidad

Para algunas personas, estudiar en una carrera es todo un lujo, sin embargo, para otras, se puede volver una necesidad, ya que tras haber terminado la preparatoria y tomar trabajos mal pagados, existe un enorme vacío que sólo una carrera profesional puede llenar.

Por otro lado también están aquellos que dejaron inconclusa la carrera y sus circunstancias personales ya no les permiten volver a la universidad.

Sea cual sea tu caso, es muy posible que de vez en cuando el pensamiento pase por tu mente, ¿pero cómo puedes saber si realmente es momento de volver a la universidad?

Para que puedas responder esa pregunta, aquí te compartiré 7 señales que te indican que debes, por lo menos, considerarlo.

1. El aspecto laboral de tu vida no mejora

El trabajo es una parte indispensable de la vida de cualquier persona, y es importante que exista una buena preparación y dedicación para que ésta sea exitosa.

Si tu trabajo no te satisface o para lograr algún ascenso requieres tener un grado mayor de estudios, estás en un punto muy conveniente para considerar volver a la universidad.

Además de esto, al cursar estudios superiores, ya sea para continuar con una carrera trunca o para mejorar tu currículo, tus horizontes se volverán más amplios y tendrás la oportunidad de buscar mejores ofertas de trabajo.

2. Tienes mucho tiempo libre que no sabes cómo usar

Muchas veces, nos gusta perder el tiempo, ya sea viendo películas y series o simplemente distrayéndonos con las redes sociales y el Internet. Y, aunque no nos guste admitirlo, todo el tiempo que usamos en este tipo de entretenimiento bien podría ocuparse de una manera más productiva.

Esto es particularmente evidente cuando más de una vez por día te encuentras en la situación de no saber qué hacer. Ese ocio puede ser la señal que estás esperando para comenzar o retomar los estudios.

Existen muchas opciones para estudiar, ya sea por la mañana, por la noche o los fines de semana. Mientras haya tiempo libre y tengas ganas de hacer algo de provecho, volver a la universidad es algo que deberías considerar.

3. Tienes muchas ganas de superarte

No es necesario que tengas la imperante necesidad de volver a la universidad para hacerlo; basta con tener el interés de mejorar como persona y como miembro de la sociedad para tener una razón.

Si bien existen muchas maneras de superarse a sí mismo, el graduarse de una carrera es una de las más satisfactorias, ya que implica gran compromiso y un esfuerzo incomparable para lograrse.

Además de esto, estudiar una carrera o un posgrado es una de las pocas formas en las que puedes mejorarte como individuo y además tener un beneficio tangible de ello.

4. No recibes el respeto que crees merecer

Con mayor frecuencia de lo que imaginamos, las personas que no tienen títulos universitarios son dejadas a un lado. Si no tienes un título y has estado presente en el mercado laboral por un tiempo, seguro sabes de lo que hablo.

Y no eres el único, yo también lo he vivido y en parte por eso decidí conseguir una licenciatura.

Nos guste o no, el hecho de ser ingeniero o licenciado siempre es un valor agregado, y hace que las personas a nuestro alrededor nos respeten un poco más.

5. Quieres cambiar tu estilo de vida, pero no sabes cómo

Quizás, hasta hace unos años estabas relativamente contento con tu vida. Quizás por fin fuiste capaz de mantenerte por tu cuenta y eso te hizo sentir que no necesitabas más.

Sin embargo, es obvio que los seres humanos no podemos conformarnos cuando sabemos que es posible mejorar nuestra vida, incluso si para hacerlo necesitamos hacer grandes sacrificios.

Además, cuando lo que haces ya no te agrada, inmediatamente tienes que buscar algo más y mejorarte a ti mismo. En este punto, volver a la universidad no sólo es recomendable, sino que es casi una obligación personal.

6. Tu vida social ya no es lo mismo

Muchos empleos tienen la desventaja de que, al ser muy solitarios, tienden a causar un desapego de las personas que nos importan y, por ende, hacen que la vida social de aquellos que los desempeñan se vuelva mínima o incluso inexistente.

Por suerte, si vuelves a la universidad, existe la posibilidad de que ese círculo social comience a abrirse nuevamente, ya que al convivir con tus compañeros y profesores, recuperarás algo de ese trato humano que habías perdido.

Además, también hay que mencionar el valor agregado que tiene la posibilidad de que estas amistades se vuelvan significativas y duraderas.

7. Piensas mucho en tus años de estudiante

Aprender cosas nuevas siempre es una experiencia agradable y más si los conocimientos que estás adquiriendo son de carácter profesional y se pueden usar en el ambiente laboral para generar ingresos.

Sin embargo, hay cierto encanto en ser un estudiante, en sentir que te estás mejorando todo el tiempo y que hay una meta bastante ambiciosa que estás intentando alcanzar.

Puede ser, incluso, que adquirir nuevos conocimientos sea un gran reto para ti, pero basta con querer aprenderlos para mejorar tus capacidades.

No esperes por una señal, ¡sólo hazlo!

Estas son sólo algunos motivos que podrían impulsarte para tomar una gran decisión y regresar a la universidad. Dicho esto, no es necesario tener una RAZÓN para hacerlo, es decir, si tú quieres seguir estudiando, simplemente hazlo, no lo pienses demasiado.

Al final del día, es mucho más probable que te arrepientas de las cosas que no hiciste. ¿Realmente quieres preguntarte en 30 años “qué habría sido de mi vida al volver a la universidad”?

¿Te sientes identificado con alguna de estas señales? ¿Has pensado en volver a la universidad? ¡Déjanos tu opinión en los comentarios!

Si consideras de utilidad este contenido, ¡compártelo en tus redes!:

Leave a Reply

Estudia en On Aliat >