7 motivos para considerar estudiar la carrera de ingeniería Civil

7-motivos-para-considerar-estudiar-la-carrera-de-ingenieria-civil

Desde pequeña fui buena con las matemáticas, la lógica y para resolver problemas, por lo que sabía que una profesión asociada a las ciencias exactas, como la carrera de ingeniería Civil, encajaría muy bien con mi perfil.

Mi nombre es Ana María Parra, tengo 24 años y elegí la carrera de ingeniería Civil como mi profesión y plan de vida.

Cuando terminé la preparatoria, empecé a investigar sobre licenciaturas e ingenierías que fueran acordes conmigo, las comparaba en todos los sentidos: sueldo, índice de empleabilidad, qué podría lograr con cada una y cuánto podía ayudar a la sociedad cuando empezara a trabajar.

Y bueno, la carrera de ingeniería Civil me inspiró. Por eso quisiera que mi experiencia también te motive a ti, ya que como profesionales podemos generar grandes cambios.

Sigue leyendo y te explicaré varios motivos que te ayudarán a considerar la posibilidad de ser un ingeniero civil.

1. Un nuevo desafío cada día

Tanto en la etapa universitaria como en el trabajo, mis días no fueron ni son monótonos ni aburridos.

En cada proyecto que me involucro enfrento situaciones desafiantes y emocionantes que ponen a prueba mi lógica, mi pensamiento creativo y los conocimientos que he aprendido dentro y fuera de la universidad. ​

La ingeniería Civil no sólo me dio las herramientas para construir casas y edificios, sino que me instruyó en la planeación, diseño, ejecución y administración de todo tipo de proyectos civiles, como puentes, carreteras, aeropuertos, puertos, represas, drenajes y otras estructuras de importante nivel.

Luego de graduarme me empecé a dar cuenta de que los ingenieros civiles nos desenvolvemos en una profesión estimulante, de rápido movimiento y gratificante de principio a fin.

2. Mi granito de arena a proyectos que hacen historia

Sabía que debía escoger una licenciatura que me permitiera brindar bienestar a la sociedad.

Gracias a lo que conocía y a lo que estuve investigando, los ingenieros civiles tienen un alto impacto positivo tanto en la calidad de vida de las personas, como en el crecimiento socioeconómico de un país.

La ingeniería Civil logra conectar poblaciones mediante carreteras, puentes, autopistas y túneles.

Además, crea nuevas ciudades, pueblos y hace que los ya existentes adquieran más valor debido a las construcciones de plazas, empresas, e, incluso, monumentos como la Torre Eiffel, de Paris o la Estatua de la Libertad, en Nueva York.

También me di cuenta de que esta carrera no sólo se trata de construir, también tendría la oportunidad de aportar más para el medio ambiente, estudiar sobre materiales amigables con la naturaleza, diseñar urbanizaciones y ciudades más verdes.

Es decir, gracias a la carrera de ingeniería Civil tengo la capacidad y la posibilidad de ayudar, de muchas maneras, al planeta y a la sociedad.

¿Qué más podría pedir? pues, encontré que sí hay más.

3. Brinda la oportunidad de explorar el mundo

En mi investigación encontré que, dada la amplia necesidad de innovación y construcción que existe a nivel mundial, esta carrera también me podía dar la oportunidad de viajar a muchas ciudades y países.

Existen muchas opciones, como el trabajo de excavación de minas, pozos petroleros, desarrollando infraestructura de ciudades, construyendo puertos en medio del mar y muchas otras cosas.

Sobre esta posibilidad debes entender que es bueno tener experiencia dentro de nuestras fronteras antes de salir a trabajar en el extranjero. Por nuestra cultura, los mexicanos tenemos una gran capacidad de trabajo, somos muy productivos.

Es interesante que puedas entender esa filosofía de hacer las cosas para que vayas a otro país y demostrar de qué estamos hechos en nuestro país.

Además, debes saber que las oportunidades fuera de México dependen de las necesidades del proyecto en cuestión, por eso nunca dependerá totalmente de ti que puedas tener un trabajo de plano internacional.

4. Muchas ramas de estudio

Comprendí que como ingeniero civil tengo la oportunidad de especializarme en la rama que más me gusta, ya sea en ingeniería naval, estructural, geotecnia y mecánica de suelos, patologías de estructuras, hidráulica, infraestructura vial, construcción e, incluso, como investigador de nuevos materiales y sistemas computarizados.

Además, supe que el plan de estudios de la carrera de ingeniería Civil es muy completo y no deja espacios para la improvisación.

5. Amplio campo laboral

Me tranquilizó saber que la carrera de Ingeniería Civil posee un alto índice de empleabilidad en el mundo.

Debido a su rigurosa formación académica me puedo desempeñar en distintas áreas de conocimiento, adaptándome con gran facilidad a las exigencias que implica la innovación tecnológica.

Puedo trabajar en áreas como gestión de negocios, formulación y evaluación de proyectos, emprendimiento e innovación.

Además, tengo la posibilidad de integrarme a una institución pública o privada dedicada al diseño, construcción y mantenimiento de inmuebles.

Todo esto lo puedo hacer porque decidí graduarme de la carrera de ingeniería Civil.

6. Excelente remuneración

¿A quién no le gusta ganar buen dinero?

La ingeniería Civil es una carrera que ha estado entre las mejores remuneradas en México durante años, según los datos del Instituto Mexicano de la Competitividad (IMCO).

El ingreso promedio de los ingenieros civiles es de $13,730 pesos, mientras que la media salarial nacional se ubicó en $5,783 pesos para los trabajadores en general.

Así que, aunque soy recién graduada y aún no tengo un posgrado, sí puedo ganar una buena retribución salarial producto de la carrera que decidí estudiar en la universidad.

7. Oportunidad de ejercer de forma independiente

Cuando tuve que escoger la carrera universitaria correcta para mí, sentí un poco de presión porque mis aptitudes estaban muy marcadas hacia las ciencias numéricas y exactas.

Además, sabía que quería viajar por el mundo, ayudar al medio ambiente y a la sociedad, ganar una buena cantidad de dinero cada mes y no estaba interesada en tener días monótonos.

Otro de los aspectos más importantes al momento de tomar la decisión es que quería estudiar una carrera que me ayudara a tener mi propio negocio en algunos años. La carrera de ingeniería Civil fue la que juntó todas estas características.

Gracias a los conocimientos que obtuve en la universidad y luego de tener algunos años más de experiencia, decidí que voy a emprender un proyecto, una empresa constructora que se fundamentará en el desarrollo de hogares que impulsen el cuidado al medio ambiente.

¡Bien! Ya sabes algunas de las razones por las que decidí estudiar la carrera de Ingeniería Civil. ¡Es hora de que tú tomes la decisión correcta!

Y no olvides que tus sueños, determinación y esfuerzo pueden llevarte tan lejos como tú quieras.

¿Te pareció interesante este artículo? Quédate en nuestro blog y visita más entradas sobre temas académicos que seguramente te van a interesar.

Powered by Rock Convert

Leave a Reply

Estudia en On Aliat >