7 consejos que te ayudarán a conseguir una entrevista de trabajo

7-consejos-que-te-ayudaran-a-conseguir-una-entrevista-de-trabajo

El mercado laboral de casi todas las carreras universitarias que existen está cada día más competitivo. A veces, por más talento que tengas, es complicado destacar entre los cientos de candidatos que compiten por ese trabajo que sueñas.

Es por ello que tu proceso de selección de posibles ofertas laborales debe pasar por una serie de filtros que seguramente décadas atrás no existían, porque lo ideal es que no pierdas el tiempo en ofertas de empleo que en realidad no son para ti y que no te harán crecer ni fortalecer tu perfil profesional.

Puede sonar complicado y podrías llegar a pensar que la peor oferta es la que nunca llega, sin embargo, no es el caso. En la medida que optimices tus ofertas laborales, estarás más cercano a encontrar el trabajo que realmente deseas.

En esta lectura, te daremos 7 consejos para que puedas conseguir una entrevista de trabajo que de verdad llame tu atención.

¡Empecemos!

1. Reduce las posibilidades

Haz una lista de tus primeras opciones, de los lugares o empresas donde te verdad te gustaría trabajar en los próximos años. Podrá parecer fácil, ¿pero en realidad le has dedicado media hora de tu vida a pensar en dónde quieres estar?

Una vez tengas esa lista, no deseches el resto de las opciones que no pasaron ese primer filtro. Con esfuerzo, planificación y mucha dedicación seguramente podrás conseguir el empleo que deseas, pero no tienes por qué tirar a la basura buenas opciones que en una primera ronda descartaste.

Luego de tener bien definida tu lista, asegúrate de ordenar las opciones según la prioridad con la cual enviarás tu currículo. Ser ordenado, paciente y atento a los detalles desde el momento que envías tu resumen curricular, te ayudará a lograr esa esperada entrevista.

2. Mejora tu currículo

La mayoría de las personas no tienen muy buen currículo. Lograrlo amerita ser conciso, cuidar en extremo la ortografía y resaltar los aspectos que más interesen a los empleadores.

No quisiera extenderme demasiado en este punto, pero un consejo que puede servirte es escribir un resumen de tu perfil profesional al inicio de tu currículo: una especie de síntesis que explique en tres o cuatro renglones qué es lo que sabes hacer, para qué estás preparado y adónde estás dispuesto a llegar en tu próximo empleo.

Eso facilita la tarea del primer filtro de aspirantes y ayudas a que el reclutador se dé una idea rápida de quién eres.

3. Sácale provecho a tus fortalezas

Mentir en tu currículo nunca es una buena idea. Las aptitudes que prometas en tu resumen curricular seguramente tendrán que ser demostradas posteriormente. Por ello, lo mejor es destacar tus fortalezas para que puedas sacarle el provecho necesario.

¿Eres ordenado, hábil para la tecnología, creativo, planificador, haces cálculos avanzados o dominas varios idiomas? Entonces, asegúrate de que todos esos aspectos que te hacen especial se vean en la entrevista o que por lo menos sean temas de conversación.

Tienes que lograr que se entiendan tus límites y lo que puedes hacer, pero sin extenderte demasiado. Sé conciso, ese es el primer paso para ser uno de los candidatos que tendrán posibilidades de obtener el puesto.

4. Desarrolla material de presentación

Desde tarjetas de presentación hasta un portafolio que muestre tus mejores trabajos. Tener documentos extras que complementen tu experiencia y talento, siempre es un consejo que debes seguir.

Currículos, todos tienen uno, pero un portafolio en el que detalles tus mejores resultados, producto de tu máximo esfuerzo, es algo que te puede hacer especial a los ojos del reclutador.

Si buscas trabajos en una carrera que no aprecia mucho lo visual, puedes desarrollar un anexo a modo de texto en el que des información de los proyectos más importantes en los que formaste parte.

Eso sí, debes hacerlo de forma resumida y clara. Si no sabes cómo hacerlo, simplemente procura que se respondan estas preguntas:

  • ¿De qué se trato el proyecto?;
  • ¿Cuánto duró?;
  • ¿Cuál fue tu participación?;
  • ¿Qué aprendiste?;
  • ¿Cómo puedes aprovecharlo en tu próximo trabajo?

Esto puede ser la diferencia entre conseguir el trabajo o no.

5. Investiga sobre las empresas

Investigar sobre las empresas que pueden contratarte demuestra que eres una persona atenta a los detalles y que estás realmente interesado en obtener el puesto que puedan ofrecerte.

¿Qué puedes investigar? Hay muchas cosas:

  • Su desempeño en el mercado al que pertenece;
  • Cantidad de empleados que tiene contratados;
  • Objetivos a corto y mediano plazo;
  • Principales productos o servicios que ofrece;
  • Misión y visión.

Una de las preguntas que seguramente te realizarán en la entrevista es “¿qué sabes sobre lo que hacemos?”. Debes saber que con regularidad terminan obteniendo el empleo los aspirantes que están más preparados para responder las preguntas más importantes en las entrevistas, y la que acabamos de mencionar es una de ellas.

6. Preséntate al encargado de escoger

No tengas miedo de presentártele a la persona encargada de hacer la elección del candidato final o a la que determina los aspirantes que serán entrevistados.

Sólo recuerda no excederte. No es necesario que te comuniques en más de una oportunidad (la insistencia no siempre es la mejor de las consejeras), pero asegúrate que sabe que existes.

Cuando te introduzcas, asegúrate de sonar como un profesional muy seguro de sí mismo. Preséntate con tu nombre completo, saluda con cercanía, pero sin exceso de ligereza; recuerda que no estás conversando con el mejor amigo de tu vida, sino con tu posible próximo empleador.

7. Define de antemano qué es lo que buscas

Antes de conseguir tu entrevista de trabajo, debes recordar una necesidad fundamental, que te ayudará a delimitar tus aspiraciones, tus intereses, tus objetivos a corto, mediano y largo plazo, y que te permitirá tener una visión de ti para los próximos 5 o 10 años: descubre qué es lo que quieres. 

En la medida que sepas lo que esperas de tu próximo trabajo, será más fácil conseguir y aceptar la oferta que te interesa. Si vas a la deriva, podrás meditar sobre muchas propuestas y seguramente ninguna te dará lo que buscas, ¡y es todavía peor si tomas un trabajo sin saber qué esperas obtener de él!

¡No pierdas tiempo! El trabajo que deseas puede estar esperándote. ¡Así que pon a prueba estos consejos y sal a encontrar lo que tanto sueñas!

¿Te gustó éste artículo? ¿Quieres contarnos algo sobre tu búsqueda de entrevistas? Entonces, ¡te invito a que dejes un comentario!

¿Qué puedo hacer luego de graduarme en la universidad?Powered by Rock Convert

Si te gustó el artículo, compártelo a un amigo.:

Leave a Reply

Estudia en On Aliat >