7 consejos de cómo ganarse al jefe

7-consejos-de-como-ganarse-al-jefe

7 consejos de cómo ganarse al jefe

Todos los jefes son personas y, como tal, hay maneras para obtener su confianza y respeto. No se trata de que te vuelvas un adulador de primera o que pierdas tu vida por agradar al jefe. Estoy hablando de ser una persona íntegra y que dé buenos resultados, que hagan que tu jefe te tenga en mayor estima.

Hay de jefes a jefes. Algunos serán más fáciles de agradar que otros, algunos serán muy exigentes y otros serán muy duros a la hora de juzgar, pero lo que te tiene que importar es tu trabajo: cómo lo haces y que siempre intentes mejorar.

Si quieres saber cómo ganarte al jefe, aquí te dejamos 7 consejos para hacerlo de la manera correcta.

1. Sé siempre sincero

Hay algunos jefes (pocos) que siempre les gustará que les mientas y que les digas que son lo mejor del mundo. La realidad es que la mayoría de los jefes prefieren a empleados sinceros, personas que les digan lo que se está haciendo mal, obviamente siempre de una manera respetuosa y constructiva.

Esta sinceridad también está en conocer tus propias debilidades y errores, y saberlos aceptar. Dice mucho de una persona cuando es capaz de reconocer los errores que comete y acepta las consecuencias de ese error.

Siempre sé sincero con tu jefe, ya que tarde o temprano la verdad saldrá y, si no fuiste sincero, será muy difícil quitarte ese estigma.

2. Toma la iniciativa

Una característica que le gusta mucho a los jefes es que no estés esperando que te digan lo que tienes que hacer y cómo hacerlo. Dicho de otra forma, siempre intenta tomar la iniciativa.

Fíjate en tu entorno y observa qué puedes hacer, ten tu mente enfocada para saber qué es lo que tienes que hacer y empezar antes de que tu jefe te lo pida o llegue la hora de entrega.

Las personas pasivas y que esperan a que todo se dé por arte de magia no sólo no consiguen ganarse a su jefe, sino que nunca son promovidos o reciben buenos aumentos de salario.

Procura ser la persona que siempre está con actitud para trabajar y que propone ideas para mejorar.

3. Transmite seguridad

Una persona que transmite seguridad es una persona que transmite confianza.

Cualquier persona que dude de sus decisiones o que hable de forma insegura, parecerá que no sabe lo que hace, aunque eso no sea cierto.

Para conseguir esta seguridad, tienes que trabajar principalmente en dos factores:

  • Vuélvete un experto en tu trabajo: tienes que saber perfectamente lo que haces y esforzarte por estudiar y leer lo más que puedas sobre tu área.
  • Trabaja en tu confianza: saber del tema no es suficiente si no lo sabes transmitir. Por suerte eso se puede solucionar trabajando en la confianza que tienes en ti mismo. Si no sabes como hacerlo, existen seminarios, tutoriales, psicólogos y coaching que te pueden ayudar a formar esta confianza.

4. ​Ten límites

Hay líneas que no puedes cruzar. No es lo mismo tratar con un compañero que tratar con un jefe, así que la prudencia debe de ser la norma del día.

Aunque tengas una buena relación con tu jefe, procura siempre tener en mente que sigue siendo eso, tu jefe.

Habrán cosas que no tolerará y no es bueno entrar en su lista negra.

5. Propón soluciones y no busques problemas

Hay muchas personas que son especialistas en encontrar problemas donde no los hay.

No seas una de estas personas. Es más, conviértete en la persona que da soluciones a los problemas existentes y con esto ganarás la confianza de tu jefe y serás mejor en el trabajo.

Para poder ser una persona propositiva y que dé soluciones, lo primero que necesitas es tener la camisa de trabajo bien puesta. Es muy difícil que puedas encontrar soluciones cuando no te importa la empresa en la que trabajas o tus compañeros.

También necesitas tener actitud y alejarte de las personas “tóxicas”, aquellas que siempre ven problemas y errores y que todo el día hablan mal de la empresa, de los compañeros y de los jefes.

6. Cumple

Este punto es muy sencillo de entender; cumple tu trabajo como se te pide, en los horarios que se te pide y en las formas que te lo piden, así de fácil.

Los jefes claro que valoran a personas cumplidas, empleados en los cuáles pueden confiar.

Esto es tan sencillo como tomarte tu trabajo en serio y hacer las cosas como a ti te gustaría que  las hicieran los empleados si tú fueras el jefe.

7. Conoce a tu jefe

Usemos el ejemplo de una relación sentimental. Para poder tener la confianza de tu pareja primero tienes que conocerla bien. Lo mismo sucede si quieres ganarte a tu jefe.

Interésate, genuinamente por como está. Él o ella también tienen problemas que resolver y, en muchas ocasiones, el puesto del jefe es el más solitario porque todos los empleados o le temen o le tienen demasiado “respeto” para entrar en temas personales.

Además, es importante que prestes atención a cómo es su carácter, qué tipos de cosa valora en las personas y cuáles son las expectativas que tiene sobre sí mismo y sus empleados.

Entender todo eso puede ayudarte a hacer mejor tu trabajo y, quizás, incluso mejorar cosas que no se te dan del todo bien. En pocas palabras, no se trata de manipular, sino de ver el lado humano de tu jefe y buscar áreas de mejora en tu persona.

En conclusión, lo que necesitas para ganarte a tu jefe es ser empático y hacer más de lo que te toca hacer. Con esto lograrás entrar en su círculo de confianza y con eso vendrán grandes cambios para tu carrera.

Sin embargo, lo más importante es que estarás más que conforme con tu desempeño laboral, puesto que estos consejos también son prácticos para ser un mejor empleado y una mejor persona.

Si te gustó el artículo y quisieras ser el primero en enterarte cuando posteemos el siguiente, ¡suscríbete a nuestro newsletter!

¿Consideras de utilidad este contenido? ¡Compártelo en tus redes!:

Leave a Reply

Estudia en On Aliat >