7 beneficios que obtienes al estudiar a distancia

7-beneficios-que-obtienes-al-estudiar-a-distancia

7 beneficios que obtienes al estudiar a distancia

Todas las personas que quieren convertirse en profesionales exitosos, necesitan estudiar y prepararse. Si has investigado un poco el mercado laboral, sabes que conseguir un título universitario te da acceso a muchísimas oportunidades que de otra forma serían inalcanzables.

Hay veces que podemos sentir que, aunque queramos estudiar y aumentar nuestros conocimientos, nuestras circunstancias no lo permiten. Poco dinero, una familia que mantener o problemas para trasladarte, muchas cosas pueden limitar de manera considerable tu capacidad para atender a una universidad.

Por suerte para ti, has nacido en el siglo XXI, la era del Internet. Ahora, tienes la posibilidad de estudiar a distancia una carrera universitaria, es decir, atender a tus clases y aprender de tus profesores sin tener que acudir al campus.

La educación a distancia (EAD) o educación en línea, acerca la educación superior a millones de personas que no tienen la capacidad de atender físicamente a los salones de clase, pero que pueden encontrar tiempo en sus agendas para sentarse frente a la computadora y estudiar.

Claro, es comprensible que dudes un poco de este método de enseñanza. Después de todo, es relativamente nuevo y aún hay muchos paradigmas con respecto al Internet que hacen que muchos se pregunten si realmente la EAD es una opción real.

Pero lo es. La Secretaría de Educación Pública (SEP) otorga la misma validez a los títulos obtenidos por medio de la educación en línea, que aquellos conseguidos a través del método tradicional.

Aunque te cueste creerlo, sí tienes la opción de seguir estudiando. Y, a pesar de que elegir la EAD te privará de experimentar la “vida universitaria”, te otorgará bastantes beneficios exclusivos de este método de enseñanza.

Justamente para eso, hemos desarrollado este artículo. Para que veas por tu cuenta las ventajas que obtienes por ser un “estudiante en línea”.

¡Empecemos!

1.    Menor costo

Si tienes bajo presupuesto, pero quieres seguir estudiando, el estudio a distancia puede ser una opción muy buena para ti.

Además de que tus gastos de traslados y comida son mucho menores, también la matrícula suele ser un poco más económica en comparación con el método tradicional.

Incluso, si aún así te das cuenta que no puedes costear tus estudios, te conviene mucho más financiar (con algún programa de ayuda para estudiantes) este tipo de educación, ya que al disminuir tus gastos mensuales te será mucho más fácil pagar los plazos que te pide el financiamiento.

Por supuesto, es importante que hagas tu presupuesto de manera cuidadosa y te ajustes a él. Por un tiempo será difícil y seguro te encontrarás con momentos complicados, pero cuando estés titulado y ganes sueldo de licenciado, agradecerás haber hecho el esfuerzo.

Cabe destacar, que de todas maneras no debes permitir que el dinero sea lo que te evite estudiar. Hay muchas formas de darle la vuelta a esa situación, especialmente si investigas un poco y buscas programas de ayuda, financiamiento e incluso becas.

De todas formas, pregunta, llama y consulta cuáles son las mejores opciones para ti de acuerdo a tu presupuesto. Algunas universidades, ayudan mucho a sus estudiantes a acabar sus estudios y están dispuestas a ofrecer becas a aquellos alumnos que, una vez iniciada la carrera, demuestran que son talentosos y aplicados.

Si soy completamente honesto contigo, el dinero no debe ser un impedimento para que estudies, ya sea que optes por la educación a distancia o prefieras tomar el método tradicional. Como lo veas, la inversión te rendirá frutos en el futuro, tanto de manera económica como personal y profesional.

2.    Flexibilidad de horario

Si tu problema está más relacionado con los horarios, también encontrarás ventajas en la educación a distancia.

Para empezar, el hecho de no tener que trasladarte a ningún lado para estudiar es un arma importante cuando quieres aprovechar el tiempo. Eso sin mencionar, que los horarios que ofrecen los programas de EAD, por lo general, son mucho más flexibles que los tradicionales.

Al final del día, una de las mejores cosas que te ofrece este método de educación es que tienes mucha libertad. Puedes hacer que algunas cosas se ajusten a ti en vez de que tú tengas que ajustarte a ellas. Esa flexibilidad es justamente lo que te ayudará a manejar tu tiempo de mejor manera.

Si eres una mamá o papá, esta ventaja pasa de ser algo simplemente “positivo” a convertirse en un aspecto completamente revolucionario. De por sí, estudiar y tener hijos es algo bastante complicado y agotador (si quieres algunos consejos para ayudarte a lograrlo, asegúrate de leer este artículo), y si a eso debes sumarle un horario abultado e incómodo, ¡es casi imposible!

Por suerte, si haces uso de la educación online puedes estar en tu casa atendiendo a tus hijos y manejar tu día de forma tal que puedas atender a tus clases y estudiar sin descuidar tus deberes de madre o padre.

Por supuesto, si no tienes hijos, también puedes beneficiarte de este aspecto acomodando tu agenda para hacer distintas actividades como: leer libros especializados para ayudarte en tu carrera profesional, tomar trabajos de medio tiempo, salir con tus amigos más seguido, etcétera.

Está claro que uno de tus recursos más importantes es tu tiempo, y puedes estar seguro de que serás capaz de administrarlo bien con la educación a distancia.

3.    Posibilidad de trabajar mientras estudias

Como mencionamos anteriormente, la flexibilidad de horario abre la posibilidad de que tomes un trabajo de medio tiempo o incluso de tiempo completo suponiendo que no sea obligatorio que estés de manera presencial en la oficina.

Este aspecto, por sí solo, tiene muchísimas ventajas que se añaden a las ya existentes como:

  • Ingreso extra: si te estaba costando pagar tus estudios, puedes conseguir un trabajo que te ayude. Si ya tenías un trabajo, existe la posibilidad de que no tengas que abandonarlo (recuerda que también puedes estudiar en la noche o incluso desde la oficina, si te lo permiten).
  • Experiencia laboral: nos guste o no, la realidad es que los empleadores toman muy en serio la cantidad de experiencia que tienes, y poder trabajar en algo relacionado a tu carrera mientras estudias te puede dar una ventaja competitiva considerable en esas difíciles entrevistas de trabajo. No la subestimes.
  • Conocimiento del mercado: nada te hace obtener más contactos laborales, oportunidades de trabajo y sabiduría empresarial que moverte en tu nicho cuando aún eres un estudiante. Ése es el momento perfecto para dedicarte exclusivamente a aprender de tus jefes y colegas, especialmente porque ellos entienden que no eres un profesional hecho y derecho, y están mucho más dispuestos a ayudarte.

De hecho, es tan valioso que trabajes cuando aún estás en la carrera, que te recomiendo que hagas el intento aunque estés estudiando con el método tradicional. Si no sabes muy bien dónde empezar a buscar empleo, comienza por:

  • Indeed: en esta página se publican más de 40 mil empleos de manera semanal. Tienes la capacidad de filtrar tu búsqueda para conseguir aquellas vacantes que mejor se adaptan a tu perfil y la posición que quieres tomar. Además, es una buena plataforma para ver qué tan atractivo es tu currículo. Ten en consideración que Indeed también cuenta con una app para celulares que te permite aplicar para puestos de trabajo desde donde sea que estés.
  • Bumeran: funciona de manera muy similar a Indeed, pero con el valor agregado de que permite hacer búsquedas de acuerdo a rango de salarios. Si al hacer tu presupuesto te diste cuenta que necesitas una cantidad mínima para poder llegar a fin de mes, esta página te ayudará a encontrar aquellos trabajos que realmente son una opción para ti.
  • Alianza Aliat/Rock Content: este beneficio está especialmente diseñado para los estudiantes de Aliat. Todos aquellos que quieran convertirse en redactores freelancer de contenidos para Internet, tienen la posibilidad de hacerlo y ganar dinero mientras se convierten en autores publicados sobre el tema de su interés.

También es muy buena idea utilizar las redes sociales para encontrar trabajo, pero debes tener presente que ese proceso da fruto al largo plazo y no al corto. Aprovecha también este tiempo para crear una marca personal o personal branding que te ayude a conseguir trabajo en el futuro, cada vez es más necesario que los profesionales tengan un perfil digital que les permita mostrar fácilmente sus logros, aptitudes y experiencia laboral.

Ten por seguro que hay una opción para ti, sólo tienes que buscarla. Por supuesto, si estudias a distancia, te será mucho más fácil ajustarte a esa vacante que solucionará una gran parte de tus problemas.

Esto a lo mejor sobra decirlo, pero enfócate en buscar trabajos que estén relacionados con la carrera que quieres estudiar. Puede ser muy tentador, por ejemplo, vender coches y ganar la comisión que te ofrece el concesionario, pero si estás estudiando ingeniería industrial, esa experiencia laboral no te ayudará mucho en el futuro.

En el caso de que te preocupe un poco el cansancio acumulado que tendrás por trabajar y estudiar al mismo tiempo, lee este artículo que te dará consejos para que puedas mantenerte con energía.

4.    Estudia donde sea

La bendición (y maldición, se podría decir) del estudio a distancia es que donde haya Internet, puedes estudiar.

Eso significa que puedes tomar tus clases en la oficina, en el camión (si tienes muchos megas), en tu casa, en casa de la vecina, etcétera. Esa libertad puede ser especialmente importante cuando la universidad que quieres queda muy lejos o tienes la necesidad de quedarte en tu casa (si tienes hijos, por ejemplo).

Una de las mayores ventajas que ofrece esta cualidad de la educación a distancia, es que puedes crear tu propio “santuario de estudio”, un espacio diseñado por ti especialmente construido para ayudarte a estudiar de la manera más cómoda y efectiva posible.

Tu santuario puede ser un buen escritorio, una silla cómoda frente a la ventana y bajo el aire acondicionado del apartamento; o un sillón agradable donde sea posible extender tus piernas y una mesita donde puedas colocar tu café matutino. Suena bien, ¿no?

Aunque, en lo personal, no te recomendaría que estudiaras acostado, la realidad es que puedes acomodarte como quieras. No es lo mismo que cuando estás en un salón de clases: tu postura debe respetar las normas de conducta y protocolo de la universidad. Si estudias en tu casa, las normas que aplican son las de tu casa.

Considerando eso, lo mejor es que tengas tres cosas en mente a la hora de crear tu espacio de estudio:

  • Remueve las distracciones: aléjate de los televisores, consolas de videojuegos, celulares, o cualquier otra cosa que pueda representar una distracción. Debes tener presente que cuando entras a tu santuario, entras a estudiar.
  • Que la comodidad no te quite la concentración: la razón por la que no te recomiendo estudiar acostado, es porque cuando estás demasiado cómodo, es fácil que la flojera se apodere de ti. Tu postura debe ayudarte a estar concentrado; es un problema si te quita las ganas de enfocarte en tus estudios.
  • Es TU santuario: si no vives solo, haz que tus familiares o compañeros de cuarto entiendan que no pueden molestarte cuando estás ahí, o peor, usarlo para perder el tiempo. Es TU lugar de estudio y debe imponer cierto respeto.
  • Que sólo esté lo indispensable: no acumules basura sobre tu escritorio o llenes de ropa la silla en la que te sientas. Debes mantener tu lugar de estudio siempre limpio y listo para recibirte cuando necesites atender a tus clases, hacer tus tareas o estudiar para tus exámenes.

Como nota adicional, aunque técnicamente puedes acudir a tus clases desde el camión, te recomendaría que uses ese tiempo para hacer tareas o repasar el material de tus clases. En este artículo compartimos varios consejos que te ayudarán a aprovechar esos traslados largos e invertirlos en tu educación.

5.    Asesoría personalizada

Si pensabas que una de las desventajas de estudiar a distancia es que no tienes contacto directo con tus profesores, estás equivocado.

Es cierto que no los verás físicamente, pero las herramientas que permiten que la educación online sea posible, también hacen un esfuerzo extra por ayudar a tus mentores a que sigan tu progreso y reciban retroalimentación en tiempo real sobre tu desempeño.

Eso se traduce en que tus profesores estarán mucho más involucrados en tu proceso educativo, además de que podrán atacar con mayor facilidad las debilidades en tu aprendizaje y ayudarte a mejorar a lo largo de la carrera.

Imagina que cada una de las actividades que realizas en el salón de clases quedaran registradas en un archivo que desglosa claramente cada uno de los pormenores y puntos positivos que obtuviste en cada tarea, con comentarios y datos añadidos que complementan la calificación del profesor.

Eso, en pocas palabras, es lo que sucede cuando estudias a distancia. Por supuesto, también importa mucho la cantidad de interés que pongas en obtener esa ayuda y retroalimentación de tus profesores y tutores, ya que si no los buscas e intentas dialogar con ellos cuando las cosas no andan bien, será difícil que puedas mejorar.

Incluso, la asesoría personalizada que ofrece la EAD puede ayudarte a que descubras pronto si te equivocaste en tu elección de carrera y lo mejor es cambiar a otra. La información que tus profesores tienen sobre ti les permitirá ser buenos consejeros para que encuentres tu verdadera vocación.

Las herramientas están especialmente diseñadas para ofrecerte todo eso, y el sistema educativo de las EAD ayuda a los profesores a que estén capacitados para atender los problemas que puedan surgir mientras estudias, por lo que puedes estar seguro de que la dinámica de clase será igual o más efectiva que si estudiaras con el método tradicional.

6.    Acceso a contenidos de prestigiosas universidades extranjeras

Esta ventaja no necesariamente la van a tener todas las universidades, pero algunas sí la tienen.

La educación online permite a las universidades compartir sus conocimientos y cursos con otras instituciones. Esto hace que lugares como Yale, Harvard o el MIT (Massachusetts Institute of Technology) compartan algunos de los cursos más famosos y especializados de sus carreras a estudiantes que se encuentran a miles de kilómetros de distancia.

En pocas palabras, es posible para un estudiante mexicano aprender de esas universidades sin salir de su casa.

Sin embargo, como mencioné anteriormente, no todas las universidades ofrecen este tipo de contenidos, por lo que te conviene preguntar con anterioridad si esta oportunidad está presente en su programa de estudios.

Aliat sí cuenta con estos programas y te podemos garantizar que sin duda ofrecen una educación de muy alta calidad a nuestros estudiantes y, además, nos ayudan a nosotros mismos a mejorar cada uno de los cursos que impartimos.

Este aspecto toma una importancia exponencialmente mayor si estás pensando en cursar un MBA o doctorado en el futuro (cosa que te conviene por varias razones). Tiene bastante peso poder poner en tu currículo que tu programa educativo estaba aprobado por una de las prestigiosas universidades que expuse antes.

7.    Revolucionarios métodos de enseñanza

Una de las mejores cosas que tiene la educación a distancia es que es nueva y, por ende, siempre está evolucionando, adaptándose mejor a las necesidades del estudiante.

¿Recuerdas las herramientas que mencioné anteriormente? Pues, ¡están mejorando mientras lees este artículo! A diferencia de un pizarrón, que cambia cada 20 años, una herramienta digital puede evolucionar en cualquier momento y mejorar exponencialmente de la noche a la mañana.

La mayoría de las universidades que ofrecen la educación en línea, tienen una gran cantidad de programadores y expertos en educación que se dedican exclusivamente a hacerle la vida más fácil y mejor a los alumnos que decidieron confiar en la EAD.

Es una realidad que, algunas veces, los salones no tienen la capacidad de adaptarse a ciertos tipos de estudiantes: a aquellos que necesitan aprender de una manera más lenta o a los que van mucho más adelante que el resto de sus compañeros.

Por suerte, la manera personalizada y dirigida con la que trabajan las plataformas para la educación a distancia puede ayudar a diferenciar a estos estudiantes y ayudarlos a crecer velozmente o ponerlos a la par del resto de sus compañeros.

A esto también podríamos añadirle las bases de datos, las plataformas de evaluación online, los apuntes colectivos que se pueden hacer en tiempo real, etcétera. Cada una de estas herramientas sería prácticamente imposible en el mundo físico, por lo que son ventajas exclusivas del aula virtual que tiene la educación a distancia.

Si el iPhone puede cambiar tanto cada año como para que valga la pena comprar otro teléfono, ten por seguro que las plataformas educativas online pueden mejorar mucho más y más rápido.

Todos estos beneficios forman parte de la vida de los estudiantes online, sin embargo, ten presente que este es un perfil que no aplica a todos. Si prefieres tomar la educación tradicional, hazlo, un artículo no tiene porqué cambiar tu opinión. También tiene sus ventajas la vida universitaria que llevaron nuestros padres.

En cambio, si te has dado cuenta que ese tipo de educación no se adapta muy bien a tus necesidades o a tus circunstancias personales, es importante que sepas que hay otra opción para ti, que no tienes porqué quedarte a un lado o decidirte por algo que no funcionará para ti al largo plazo.

Sólo ten presente que si quieres estudiar a distancia debes estar dispuesto a hacer un horario, respetarlo y ser muy disciplinado con tus estudios. Como ya dije antes, tienes muchísima libertad, pero debes aprender a usarla de la mejor manera, o de lo contrario no tendrás una buena experiencia y tu vida laboral sufrirá en el futuro.

Si ya estás convencido y quieres empezar a estudiar a distancia, lee este artículo que te ayudará a descubrir todo lo que necesitas para hacerlo.

Si te llamó la atención esta posibilidad, hay algo que te gustaría agregar o tienes alguna duda al respecto, ¡asegúrate de comunicarlo en los comentarios de abajo! ¡Estamos muy interesados en saber lo que opinas!

Si te gustó el artículo, compártelo a un amigo.:

Leave a Reply

Estudia en On Aliat >