7 beneficios de obtener un MBA

7-beneficios-de-obtener-un-mba

Aunque puedan ser caras y los requerimientos de entrada sean exigentes, las Maestrías en Administración tienen muchas ventajas. Conoce 7 beneficios de obtener un MBA y entérate por qué es un esfuerzo que vale la pena hacer.

Un profesional puede tomar la decisión de estudiar un MBA por dos razones básicas: actualizar sus conceptos profesionales o aprender habilidades básicas de gestión de negocios. La última es la más buscada por aquellos que ya empezaron su carrera laboral y desean invertir en su futuro profesional.

En lo que se refiere a actualizarse, normalmente es la razón por la cual profesionales con más tiempo en el negocio escogen el MBA: para seguir aprendiendo y continuar siendo competitivos en un mercado globalizado.

Para escoger el MBA ideal, debes tener en cuenta tu carrera profesional, cuáles son tus objetivos laborales y, obviamente, lo más importante es escoger dónde vas a estudiar el MBA.

Otras razones por las cuáles uno decide estudiar un MBA son:

  • Avanzar en la carrera profesional;
  • Cambiar de carrera;
  • Emprender.

Sin embargo, podemos asegurarte que independientemente de tus razones y objetivos, una Maestría en Administración de Empresas puede brindarte muchos beneficios profesionales. ¡Descubre ahora algunos de ellos!

Mayores ingresos económicos

Mientras más calificado sea el empleado, mejores pueden ser sus condiciones laborales y su salario.

Para empezar, el sueldo promedio de un graduado de MBA es notablemente más alto que el de un empleado regular. Los graduados de un MBA suelen recibir salarios promedio que pueden empezar desde US$ 70.000 hasta US$ 120.000, cambiando según la empresa o institución.

Ese valor es casi el doble de lo que puede ganar un universitario con una graduación regular.

A pesar del costo que conlleva estudiar un MBA, uno puede cubrir la inversión en más o menos dos o tres años, considerando que el estimado por dos años de MBA en una universidad de negocios sea aproximadamente de US$ 110.000.

Mejores oportunidades de trabajo

En el campo empresarial se valora mucho la trayectoria académica de quienes estudian un MBA. Es una inversión a futuro, la cual agrega peso a tu currículo.

Por el hecho de poseer un desarrollo práctico en el programa, este tipo de maestrías son muy valoradas por las empresas y, como consecuencia, son muy bien pagadas, ¡pero no olvides que eso también significa mucha más responsabilidad y horas de trabajo!

Además de un sueldo mejor, el estudiante de MBA puede alcanzar mejores posiciones laborales. Por sus conocimientos, los profesionales graduados en estos programas tienen más posibilidades de obtener posiciones de liderazgo y alta gerencia en empresas.

Si una posición de liderazgo es lo que anhelas en tu carrera profesional, o si deseas empezar una nueva empresa, sin duda, un MBA puede ayudarte con esos objetivos.

Consolidación de una buena red de contactos

Estudiar un MBA te ofrece excelentes oportunidades de networking. Interactuando de manera relevante con los compañeros — futuros CEO’s o ejecutivos de alto nivel — y con los profesores — profesionales con gran experiencia y fuerte presencia en el mercado — puedes ampliar tu red de contactos durante el período académico. Hacer eso te ayudará a establecer contactos comerciales y buenas referencias de negocios.

Otro punto interesante es poder acceder a toda la red de antiguos alumnos del programa. Así podrás encontrar profesionales con puestos clave que tengan un enlace directo con la educación MBA que has escogido.

Imagina poder tener conversaciones con el siguiente fundador de una gran startup, o quizás, a través de un proyecto práctico hecho en clase, puedas terminar abriendo tu propio negocio.

Nuevas habilidades y conocimientos estratégicos

Para salir de la rutina o reinventarse profesionalmente, muchas personas optan por el MBA para salir de su zona de confort y adquirir más conocimientos. Una maestría en Administración de Negocios presenta los temas más actuales del área y enseña cuál es la mejor forma de aplicar las últimas técnicas de gestión a través de proyectos prácticos y nuevos enfoques.

Es decir, un MBA te obliga a mejorar continuamente como profesional y, de esa forma, te coloca en una mejor posición en el mercado. Además de formar parte de una nueva red de profesionales, tendrás una nueva visión del mundo de los negocios, una  mayor receptividad ante los cambios del entorno y una comprensión más profunda de tu ambiente laboral.

Los MBAs están diseñados para adaptarse al dinamismo del mundo de los negocios, proporcionando habilidades fundamentales para que los graduados tengan éxito en sus áreas.

Ese tipo de visión te valora como profesional y sólo se logra invirtiendo mucho tiempo en estudios y aprendizaje.

Perspectiva holística sobre el mundo de los negocios

Es un error común imaginar que los negocios sólo tienen que ver con el dinero y las inversiones. En un MBA aprendes que perfeccionarse en el mundo de los negocios es mucho más que eso.

Desenvolver la capacidad de gestión de recursos, la comunicación, el manejo de equipos de trabajo, tipos de negociación y estrategias de motivación también son algunos de los conocimientos que necesita un profesional calificado. Y eso, se puede adquirir en un MBA.

El liderazgo es otro punto fundamental ligado a la gestión empresarial y la administración. Ésa es una de las habilidades especiales que se enseñan en estos programas, proporcionando una gran ventaja competitiva sobre otros profesionales. Por eso, muchas organizaciones prefieren contratar egresados de MBAs para puestos de alta dirección.

Estabilidad y reconocimiento laboral

El MBA no siempre tiene como objetivo ayudarte a conseguir un ascenso en tu trabajo, sino para consolidarte en el empleo que ya tienes. Si puedes estudiar una maestría o doctorado en tu tiempo libre, tu empresa seguramente valorará el esfuerzo, quizás hasta se ofrezcan a pagarlo por ti.

La posibilidad de emprender

Un buen programa de MBA te ayudará a ser un buen conocedor de los negocios. Ése puede ser tu paso fundamental para convertirte en un empresario independiente y lograr el éxito con un negocio propio.

Un buen ejemplo, son los programas más empresariales, que orientan a los estudiantes a iniciar y desarrollar sus empresas.

Aun así, hay una duda muy común para los que desean emprender: ¿sería más ventajoso invertir el dinero del MBA en la apertura del negocio? Tal vez, pero no dejes de considerar las otras ventajas que mencionamos.

Debes tomar en cuenta que un MBA te va a dar habilidades valiosas, recursos importantes, conocimiento de mercado y contactos que pueden ayudarte a planear un negocio exitoso — o una brillante carrera profesional — a largo plazo.

Por lo tanto, un MBA no es un diploma más colgado en tu pared, sino una inversión de tiempo y dinero que se refleja directamente en tu carrera profesional.

Aunque los beneficios tarden un poco en llegar, es un costo-beneficio que vale mucho la pena. Por eso, la elección de una Maestría en Administración de Empresas debe ser muy bien analizada.

De todas formas, si no estás listo para hacer el salto al MBA todavía, considera estudiar por lo menos un posgrado. ¡Aliat cuenta con varios programas de posgrado que te pueden ayudar más de lo que te imaginas!

Recuerda que el MBA está diseñado para fortalecer y perfeccionar tus conocimientos, adquirir nuevas habilidades de trabajo y utilizar ese aprendizaje para la creación de estrategias actualizadas.

Si admiras las posiciones de liderazgo, tienes mucha responsabilidad y te gusta estar en un ciclo constante de aprendizaje y desarrollo, probablemente eres un buen candidato para un MBA.

¿Qué piensas de estos beneficios? ¿Estás listo para empezar un MBA? ¿Qué otras ventajas crees que un MBA puede traer? ¡Déjanos tu comentario!

Si te gustó el artículo, compártelo. :

Leave a Reply

Estudia en On Aliat >