6 consejos para evitar el estrés laboral

6-consejos-para-evitar-el-estres-laboral

Según la revista Forbes, los mexicanos somos las personas que más sufrimos estrés laboral. El 75% de los empleados mexicanos están estresados, lo cual nos pone por encima de países como China, con el 73%, y Estados Unidos, con el 57%.

El estrés laboral es un tema muy importante a tener en cuenta, ya que todas las partes involucradas salen afectadas:

  • La persona que sufre estrés no puede trabajar adecuadamente y se siente incómodo en su trabajo;
  • Los jefes de la persona estresada también lo estarán porque sus empleados no rinden óptimamente;
  • Y la empresa para la que trabajan verá afectada su eficiencia y, por lo tanto, las utilidades.

Por eso, en este artículo, trataremos el tema de cómo reducir el estrés laboral, para que puedas ser más productivo en el trabajo y no te agobies tanto en la oficina.

¿Cómo evitar el estrés laboral?

1. Enfócate

En el ambiente laboral muchas veces hay distracciones: videos virales que ver, compañeros de trabajo que te distraen con alguna imagen graciosa o las mismas redes sociales.

¡Aléjate de estas distracciones! Muchas veces lo que más estrés nos provoca es no poder terminar un proyecto o una actividad a tiempo.

Nuestros jefes quieren resultados y nosotros debemos responder a esa responsabilidad. Las distracciones no ayudan a que podamos alcanzar esas metas y hacer la parte que nos toca.

Te recomiendo que cuando estés trabajando, si puedes, uses audífonos para que no te distraigas con ruidos externos. También, procura bloquear las redes sociales y alejarte de tu celular cuando estés en tu lugar de trabajo o ponerlo en silencio como mínimo.

2. Haz un to do list

Un to do list o “lista de cosas por hacer”, te ayudará a ser más ordenado y a trazarte metas diarias.

Cuando eres organizado, puedes enfocarte por completo en tus actividades y ser más productivo.

Realizar tus metas diarias te ayudará a motivarte, lo cual conseguirá que hagas todas tus tareas de mejor humor y estés tranquilo siempre.

Mi recomendación es que temprano en la mañana hagas una lista con las tareas que quieres terminar ese día. Asigna las más difíciles al inicio y ve bajando de dificultad para que cuando estés más cansado tengas las actividades más sencillas.

Eso sí, trata de ser realista con tus objetivos. En ocasiones queremos abarcar mucho, pero esto sólo nos provocará más problemas si no llegamos a cumplir nuestros objetivos.

3. Despéjate

Trabajar 8 horas seguidas, durante 5 o 6 días a la semana por varios años puede ser muy estresante, por eso lo mejor es que aprendas a relajarte también.

¿A qué nos referimos exactamente? Pues, que de vez en cuando des unos pasos por la oficina, platiques con alguien, vayas a tomar agua o cualquier cosa que te ayude a salir de la monotonía.

En algunas empresas, como Google, Apple y Microsoft, existen espacios para despejarte, donde hay mesas de billar, ping pong y sillones cómodos. Estas empresas entienden el valor que tiene para un empleado el poder relajarse de vez en cuando para volver con más fuerza al trabajo.

4. Acondiciona tu área de trabajo

No es lo mismo trabajar en un escritorio sucio, lleno de papeles apilados y con poca luz, a trabajar en un lugar limpio, acomodado e iluminado.

Procura que tu lugar de trabajo esté siempre limpio y ordenado. Esfuérzate por terminar el día con todos tus papeles bien organizados y procura no comer en tu área de trabajo.

También, intenta hacer que tu lugar de trabajo sea lo más cómodo posible. Si tu silla es muy vieja e incomoda, cámbiala; si tienes poca luz, pide que mejoren la iluminación.

Te guste o no, vas a pasar 8 horas o más en tu lugar de trabajo al día, así que adecúalo a tu gusto. Pon fotos de personas que quieres e imágenes que te gusten y te relajen. Alguna planta también es buena idea, incluso un animal que requiera pocos cuidados, como un pez, ayuda a que tu lugar se vea mejor y puedas manejar mejor el estrés.

5. Tiempo para ti

En ocasiones, el trabajo es muy absorbente. Todos los días hay trabajo y parece que nunca va a acabar. Por eso, a veces necesitas darte tiempo para ti mismo.

Aprovecha las tardes y noches para despejarte y olvidarte un poco del trabajo. Los fines de semana procura no ver tu mail o atender llamadas del trabajo (en la medida de lo posible).

Lo importante aquí es que el trabajo no consuma toda tu vida, ya que esto hará que te estreses.

Otro consejo que te puedo dar es que consigas un pasatiempo. Un hobby puede ser algo muy útil para sacarte de la monotonía.

También aprovecha los fines de semana para dormir bien. Sé que hay fiestas muy buenas y que tus amigos probablemente querrá hacer algo, pero procura dejar un tiempo para el descanso. No es bueno llegar a trabajar cansado porque pasaste toda la noche afuera.

No te estoy diciendo que no salgas, sino que procures pensar muy bien cómo lo haces.

6. Mide tus tiempos

Vivir en ciudades muy grandes puede ser un detonante de estrés muy importante a la hora de entrar al trabajo, ya que incluso el tráfico puede arruinarnos el día.

Sal temprano de tu casa para que no estés acelerado y llegues tranquilo a la oficina. También intenta asignar un tiempo a cada tarea para que te vuelvas más eficiente.

Las horas de comida son muy importantes para poder reducir el estrés, pero no te excedas del tiempo permitido, ya que puedes perder tiempo valioso de productividad.

Si sigues estos consejos, sin lugar a dudas lograrás formar parte del grupo de personas que no se sienten estresadas por su trabajo.

Aparte de todo lo que mencionamos, también es importante preguntarte si el trabajo en el que estás es en verdad tu trabajo ideal. Si tienes un trabajo que te apasiona, te levantarás cada mañana con ganas de ir a trabajar.

 

Si te gustó el artículo, compártelo a un amigo.:

Leave a Reply

Estudia en On Aliat >