4 heroicas personas que lograron terminar la universidad en circunstancias adversas

4-heroicas-personas-que-lograron-terminar-la-universidad-en-circunstancias-adversas

4 heroicas personas que lograron terminar la universidad en circunstancias adversas

En el transcurso de la vida debemos superar múltiples obstáculos y, por supuesto, lo mismo aplica si quieres terminar la universidad. No todos tenemos la misma suerte, pero lo importante es que no confundas una situación complicada con un obstáculo insuperable. Por muy difícil que parezca, créeme que puedes lograrlo.

Si todavía no me crees, en este artículo te voy a hablar sobre cuatro casos reales de personas que, a pesar de estar en situaciones muy difíciles, lograron terminar la universidad y obtuvieron su título.

La historia de Marta Michavila

Marta es un gran ejemplo de que con esfuerzo y dedicación todo es posible. Cuando tenía 16 años, quedó embarazada de un joven estadounidense que no quiso hacerse cargo de su hijo. Además, Marta, en un principio, tampoco tuvo el apoyo de su familia.

Ella todavía cursaba el bachillerato cuando todo esto pasó, pero gracias a su muy buen expediente, le concedieron una beca que le permitió pagar una guardería para su hijo mientras  iba a clases.

La joven comentaba que la sonrisa de su hijo Matthew era lo que le daba la fuerza cada mañana para salir adelante y que el esfuerzo merecía la pena.

Cuando ingresó a la universidad, las cosas no se volvieron más sencillas para ella y su pequeño hijo. A pesar de que recibía ayuda para pagar la universidad y la comida, no era suficiente para cubrir todos los gastos. Eso la obligó a trabajar en sus tiempos libres en banquetes o tiendas, y conseguir a alguien que cuidara a Matthew.

Su hijo estaba con ella casi todo el tiempo; lo llevaba a sus clases de ballet, al club de lectura y hasta le tocó estudiar para sus exámenes finales con el bebé en sus brazos llorando por una gripe.

Cuando llegó la hora de hacer las prácticas profesionales, recibió la ayuda de sus hermanos. Como la pasantía tenía lugar en otra ciudad y comenzaba a las 8 de la mañana, debía levantarse muy temprano para llegar a tiempo. Mientras tanto, su hijo iba a un campamento por la mañana, luego lo buscaban los hermanos de Marta y lo cuidaban hasta su regreso.

A pesar de todas las adversidades que tuvo que afrontar, ella no solamente logró terminar la universidad, sino que también consiguió trabajo en una consultora internacional muy importante y dos maestrías con muy buenas notas. Sin duda, su historia es muy inspiradora y una prueba indiscutible que con esfuerzo y dedicación todo se puede lograr.

La historia de Howard Schultz

Por si no lo conoces, Howard Schultz es el CEO de Starbucks, una compañía valorada en más de 3 billones de dólares. Sin embargo, aunque hoy es uno de los hombres más ricos del mundo, su infancia fue muy diferente.

Howard nació en el seno de una familia muy pobre, la cual recibía la mayor parte de sus ingresos de planes sociales. En su caso, lo que le permitió salir de esa situación fue su particular destreza en los deportes. Gracias a esto, le otorgaron una beca en la Universidad de Michigan, convirtiéndolo en el primer miembro de su familia en hacer una carrera universitaria.

Lamentablemente, poco después la vida lo volvió a golpear, literalmente. Howard sufrió una fuerte lesión que le impidió seguir haciendo deporte y, como consecuencia le quitaron la beca. Lejos de bajar los brazos, Howard hizo todo lo posible para conseguir el dinero necesario para continuar sus estudios, y se convirtió en mesero, barista, ¡y hasta vendió su propia sangre!

Al final, pudo terminar la universidad y convertirse en uno de los empresarios más destacados del planeta.

La historia de Schultz nos enseña que nosotros esculpimos nuestro propio futuro, sin importar las circunstancias en que nacimos y lo dura que haya sido la vida con nosotros.

La historia de Román Carballo

Este es un claro ejemplo de que nunca es tarde para estudiar y perseguir nuestra vocación.

Román es un graduado más de la carrera de Derecho, pero lo interesante de su historia es que logró terminar la universidad a los 80 años de edad. Sí, leíste bien, ¡a los 80 años!

Al jubilarse, después de 22 años trabajando en una agencia de seguros, decidió empezar una carrera universitaria. En su juventud, ya había tenido una breve experiencia como estudiante de Contaduría, pero tuvo que salirse por cuestiones familiares.

Sin embargo, cinco décadas más tarde, nada le impidió completar esta hazaña que le llevó más de 9 años. Ahora disfruta de su gran logro junto a sus hijos, nietos y bisnietos.

Como anécdota curiosa, ¡también cabe mencionar que comenzó sus estudios junto a una de sus nietas!

La historia de Shahid Kahn

Es muy probable que no lo conozcas, pero se trata de uno de los hombres más ricos de Estados Unidos y, al igual que Howard Schultz, tuvo que amasar su fortuna desde muy abajo.

Shahid nació en Pakistán y su familia era muy humilde. Con un gran esfuerzo, sus padres ahorraron lo suficiente para mandarlo a estudiar a Estados Unidos e intentar que así tuviera un mejor futuro. Con sólo una beca y 500 dólares, empezó a vivir el “sueño americano”, el cual no fue nada fácil de alcanzar.

Para poder afrontar sus gastos tuvo que trabajar de lavaplatos en donde le pagaban no mucho más de 1 dólar la hora, por lo que después de clases buscaba otros trabajos que le ayudaran a pagar su alojamiento, comida, estudios y demás.

Luego de mucho sufrir, logró terminar la universidad y salió con un trabajo en una fábrica automovilística. Este sector le enamoró y, años más tarde, ¡le hizo millonario!

Muchos creen que por nacer en una familia humilde o en un país subdesarrollado están predestinados a seguir el camino de sus padres, pero la realidad es que cada uno puede forjar su futuro y la historia de Shahid es un fiel ejemplo de ello.

¡Y eso es todo! Espero que estos cuatros casos hayan sido inspiradores y te inviten afrontar el gran reto de terminar la universidad con ganas y entusiasmo.

Cuéntanos en los comentarios si conoces algún caso como estos o si te encuentras en una situación similar. ¡Nos encantaría escucharte!

 

¿Consideras de utilidad este contenido? ¡Compártelo en tus redes!:

Leave a Reply

Estudia en On Aliat >